Alerta en Aguascalientes por casos de menores suicidas

Es la primera ocasión en que se presentan dos casos de suicidio de menores con apenas unas cuantas horas de diferencia.
Aguascalientes.- Se encienden los focos de alerta en la sociedad y entre las autoridades de salud  por el suicidio infantil, luego de que en cinco días se registraron en Aguascalientes dos suicidios a cargo de un menor de 14 años de edad y de una niña de apenas 10 años.
Las causas pueden ser muchas, pero indudablemente que es una seria llamada de atención para la sociedad en su conjunto y sobre todo para los padres de familia y las familias, así como obviamente para las mismas autoridades de todas las instituciones de salud, mencionaron especialistas del ISSEA en paidopsiquiatría.
En este tipo de casos, explicaron, va por delante la desatención, la falta de comunicación e inclusive de afecto de los padres hacia los menores, pero también pueden influir otro tipo de problemas, como experiencias desagradables o traumáticas, como violencia familiar, maltrato, abandono, abusos y otros factores más que deprimen y que hacen que los menores vean la vida como algo inútil o sin sentido.
Estos dos casos de suicidio infantil que se registraron apenas el 31 de diciembre pasado y el viernes anterior en el municipio capital y en el de Cosío, no son los primeros que se registran en Aguascalientes, puesto que el año pasado al menos ocurrieron de seis a ocho casos similares; sin embargo, sí es la primera ocasión en que se presentan con apenas unas cuantas horas de diferencia, “lo que sin lugar a dudas es inquietante, incluso para nosotros”, señalaron los especialistas.
Es muy lamentable que la ola suicida que se registra en Aguascalientes ahora esté involucrando con mayor frecuencia a los menores de edad y a los adolescentes, puesto que el año pasado también hubo varios casos en personas muy jóvenes, por lo que se hace necesario revisar la estrategia de prevención y  reforzar las acciones en la materia por parte de todas las instituciones de salud, así como involucrar mayormente a las familias, maestros y Sacerdotes en el comportamiento y desarrollo de los menores para evitar que el problema del suicidio siga creciendo en este sector importante de la población.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *