Celebrarán mañana la Romería del Señor del Encino

El Cristo Negro del Templo del Barrio del Encino.

Aguascalientes.- Los habitantes del tradicional Barrio del Encino se preparan para organizar la Romería en Honor del Cristo Negro, lo cual sucederá mañana miércoles por la tarde-noche.
Por este motivo, las autoridades municipales anunciaron que desde el mediodía de mañana miércoles será cerrada a la circulación vehicular las principales calles como son Colón, Díaz de León, Josefa Ortiz de Domínguez y otras que atraviesan todo el Barrio del Encino de norte a sur y de sur a norte.
Pero además se dijo que la circulación vehicular será restringida de manera total a partir de las cuatro de la tarde, de tal manera que no se permitirá la circulación vehicular principalmente en las vialidades Díaz de León y también en la de Colón para poderle dar seguridad a todos los participantes en esta Romería.
También las autoridades municipales dieron a conocer que desde la mañana y principalmente al mediodía serán retirados los carros que se encuentren estacionados en las diferentes arterias por donde circulará la Romería, además que el operativo especial de vigilancia culminará hasta que se haya ido el último de los participantes de esta celebración.
Este miércoles 13 de noviembre se celebrará la tradicional Romería del Señor del Encino, por lo cual la Dirección de Tránsito Municipal llevará a cabo el cierre de diversas calles en el Barrio de Triana.
Díaz de León, entre López Mateos y Abasolo; Abasolo-Alegría-Alfonso Ramírez, entre Díaz de León y Josefa Ortiz de Domínguez; Josefa Ortiz de Domínguez, entre Paseo de la Cruz y López Mateos; López Mateos, entre Galeana y Josefa Ortiz de Domínguez; Colón, entre Paseo de la Cruz y López Mateos, será el recorrido que siga ésta ya muy conocida Romería del Cristo Negro del Encino.
Como rutas alternas los automovilistas podrán circular por Héroe de Nacozari, Cosío, José María Chávez-5 de Mayo, Galeana, Eduardo J. Correa-F. Elizondo, Ayuntamiento, Adolfo López Mateos (al poniente), Rayón-Hornedo y Francisco I. Madero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *