Aguascalientes, México, Domingo 19 de Noviembre de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Revelan datos sobre la especie humana ancestral

El Homo naledi, con una mezcla de caractersticas humanas y primitivas. (Agencias)
09/05/2017 09:30:09

Johannesburgo, Sudráfrica - Una especie perteneciente al árbol genealógico humano cuyos restos fueron descubiertos en una cueva sudafricana en 2013 vivió hace varios cientos de miles de años, contemporáneamente con los primeros seres humanos en África, informaron científicos hoy martes.


Un proceso minucioso de datación reveló que el Homo naledi, con una mezcla de características humanas y primitivas tales como un cerebro pequeño, vivió en un período más reciente, en términos paleontológicos, de lo que se pensaba, dijo el profesor Lee Berger, de la Universidad Witwatersrand en Johannesburgo. Berger lideró el equipo de investigadores, que también anunció el hallazgo de otra cueva con fósiles de Homo naledi, incluida la calavera en bastante buen estado de conservación de un macho adulto. 


La conclusión de que Homo naledi vivió entre 236.000 y 335.000 años atrás, y no se extinguió mucho antes, demuestra que el árbol genealógico “Homo” era más diverso de lo que se pensaba, dijo John Hawks, de la Universidad de Wisconsin-Madison y la Universidad Wits. 


La investigación intentará ahora “descubrir las relaciones entre estas especies, así como su papel en nuestro proceso de convertirnos en seres humanos”, dijo Hawks al anunciar los descubrimientos en Cuna de la Humanidad, un sitio cerca de la población sudafricana de Magaliesburg donde se hallaron los fósiles. Las investigaciones fueron publicadas también en la revista eLife. 


El nombre Homo naledi se refiere al grupo evolutivo “Homo”, que incluye a los humanos modernos y sus parientes extintos más próximos, y la palabra “estrella” en la lengua local sotho. Los fósiles fueron descubiertos en las cuevas Rising Star, con más de dos kilómetros de pasadizos subterráneos que han sido explorados. La segunda cámara donde se hallaron los restos fósiles más recientes está a más de 100 metros de la cueva de los primeros descubrimientos, anunciados en 2015. 


 

AP