Aguascalientes, México, Sabado 20 de Octubre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

El "cosplay", pasaje a una realidad alterna y llena de talento en México

Akko Salvaltierra posa con su disfraz del Sombrerero Loco hoy, domingo 5 de agosto de 2018, durante el Concurso Nacional de Cosplay (CNC), un disputado campeonato en el que quince jugadores seleccionados de distintos puntos del país pondrán a prueba sus trajes, y su amor, por esta subcultura de origen japonés, en Ciudad de México (México). EFE (EFE)
05/08/2018 21:00:02 México, 5 ago (EFE).- Pasión, arte y un tanto de excentricidad se conjugan en el "cosplay", un fenómeno al alza en México que permite a sus participantes transportarse a un mundo que bebe del anime, del cómic y de los videojuegos.
En el Teatro Silvia Pinal de la Ciudad de México hoy se celebra la final del Concurso Nacional de Cosplay (CNC), un disputado campeonato en el que quince jugadores seleccionados de distintos puntos del país pondrán a prueba sus trajes, y su amor, por esta subcultura de origen japonés.
"Este mundo es como una realidad alterna, y me gustó mucho. Siempre he tenido afición por el arte, el animo y los cómics. Y fue una manera de amalgamar estos gustos y hacer que trasciendan de manera satisfactoria", explicó a Efe Viktor Constante.
En el "cosplay" -la abreviatura de "costume play" en inglés, es decir, jugar a disfrazarse-, Constante es conocido como Viancod, un alter ego que hoy lleva un espectacular disfraz de Inmortan Joe, el villano de la última película de la saga "Mad Max", con una larga peluca blanca y un pálido maquillaje de pies a cabeza.
Además de multitud de accesorios, entre ellos la elaborada máscara que cubre medio rostro al antagonista del film.
Para este veterano del fenómeno, una afición que comparte junto a su madre de 61 años y su esposa, el "cosplay" está cada vez más de moda porque se han eliminado ciertos tabúes.
"Se han quitado mucho estigmas malos. Se decía que a veces había mucha perversión, de que tenemos el síndrome de Peter Pan. (Pero) permite explotar la creatividad", indicó este abogado de profesión.
Comienza el torneo, y aunque la grada está algo vacía la expectación y el jolgorio de los asistentes retumban en toda la sala.
Jesús Espinosa sale al escenario emulando a Skull Kid, su personaje favorito del videojuego "The Legend of Zelda". El vestido y los props (accesorios) reflejan claramente este "demonio o hada atrapado en un cuerpo de madera", indicó Espinosa.
En el escenario, y apoyado por una pantalla gigante con proyecciones, Skull Kid simula estar en un bosque e interpreta así parte de la leyenda de este antihéroe muy querido para los fanáticos del Zelda.
A sus 24 años, Espinosa ve "normal" que su afición sea considerada por otros un tanto friki. "Y más en México, que la gente ve algo fuera de lo común y se espanta. Pero pienso que cada quien tiene su forma de salir adelante. Y hay personas que les gusta ir de fiesta, fumar, tomar, cada quien tiene su historia para poder desahogarse", agregó el joven.
Entre actuación y actuación de los finalistas, la grada es un hervidero de aficionados, muchos de ellos también disfrazados, que pugnan por algunos regalos que hoy otorga la Frikiplaza, organizadora del evento y punto de encuentro para fanáticos de cómics, manga, anime y videojuegos.
El ambiente no puede ser más sano y festivo. Ahora, por ejemplo, cuatro espectadores han subido al escenario para ganar una camiseta imitando algun personaje de la serie "Los Simpson".
"El 'cosplay' es un hobby, y como cualquier hobby, como si dibujas o cantas, te desestresa, te relaja. Y me ayuda a perder la vergüenza, a hacer cosas que a lo mejor de lo contrario no haría", confesó a Efe Tania García, alias Blueedestiny.
Hoy esta joven de 24 años, maestra de profesión, lleva un impresionante atuendo que emula a Te Fiti, una diosa conocida como Isla Madre en la película "Moana" de Disney.
Para el vestido estuvo varias semanas -muchos aficionados tardan incluso meses- para coser y pegar distintos materiales, que hoy suma a un maquillaje verde y una enorme corona de flores.
Para la puntuación final de este torneo, se valora en un 30 % el material y trabajo realizado, en otro 30 % la similitud con el personaje y en un 40 % la puesta en escena.
Aunque Viancod destacó que cada vez la afición es más barata porque hay más aficionados y se encuentran más fácilmente materiales, otros asistentes consideraron que todavía resulta caro.
Con tan solo 22 años, Nashieli Lambarri, conocida en el mundillo como Nash Clive, va camino de ser un referente en México y hoy participa como jurado.
Este domingo da un lengüetazo al género y emula a Dante, el protagonista masculino del videojuego "Devil May Cry", y lleva, además de un traje cuidado hasta la última puntada y unos grandes tacones, una espada de más de un metro.
Sobre esta particular cultura, popularizada en todo el mundo, opinó que está creciendo en México porque cada vez suscita más interés de las "persona normales".
No obstante, recordó que es un "arte muy complejo" porque implica hacer vestuario, accesorios y pelucas, y aunarlo con la interpretación.
Cuestionada sobre si ella es "normal", afirmó rotunda: "No, y ser diferentes es bueno".
Mientras, los 15 finalistas se disputan esta final ansiada para muchos aficionados. El vencedor obtendrá un viaje a Portugal para participar en otra competencia y abanderar México en este movimiento que ha trascendido fronteras y océanos.
EFE