Aguascalientes, México, Martes 11 de Diciembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Diseñan en México sistema para medir flujo sanguíneo tras retiro de tumores

Un sistema para medir el flujo sanguíneo tras el retiro de tumores o aneurismas fue diseñado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informó hoy la institución. EFE/Archivo (EFE)
06/10/2018 15:50:01 México, 6 oct (EFE).- Un sistema para medir el flujo sanguíneo tras el retiro de tumores o aneurismas fue diseñado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informó hoy la institución.
El investigador del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y Sistemas (IIMAS) Demetrio Fabián García Nocetti fue quien diseñó y probó un dispositivo para observar la calidad del flujo sanguíneo luego de remover un tumor o un aneurisma.
Tras extirpar los tumores llamados arterovenosos o los aneurismas cerebrales (ensanchamiento anormal en la pared de una arteria que puede crecer y romperse causando un derrame cerebral), los neurocirujanos reconstruyen los canales de vascularización y requieren hacer mediciones en tiempo real para cerciorarse de que el flujo sea adecuado.
García Nocetti logra hacer esa tarea con un sistema propio de procesamiento de señales doppler de ultrasonido, que prueba de manera experimental en colaboración con un grupo de expertos del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) Manuel Velasco Suárez.
El efecto doppler fue descrito por el físico austríaco Christian Doppler en 1845 y se define como la variación de la frecuencia de sonido recibida con respecto a la emitida, cuando la distancia entre el emisor y el receptor cambia por el movimiento de cualquiera de los dos.
Si la distancia efectiva disminuye, la frecuencia recibida es mayor. Lo contrario ocurre si la distancia aumenta.
"Aplicamos tecnologías de procesamiento de señales doppler de ultrasonido para medición de flujo sanguíneo. Primero lo hicimos para valorar cirugías cardiacas de 'bypass'. Y una vertiente de ese proyecto se aplica en neurocirugía", remarcó.
Entre las dos aplicaciones (cardiaca y cerebral) sólo cambian el tipo de sensores, pero se ha logrado migrar gran parte de ese desarrollo a otra instrumentación.
Hasta ahora, el también académico y los neurocirujanos han hecho un trabajo conjunto en el INNN en donde se valora un prototipo.
El equipo permite observar la calidad del flujo sanguíneo en tiempo real, a través de una imagen asociada con la circulación sanguínea en el área de la remoción.
Además, el médico puede visualizar el espectrograma de la circulación en la arteria para detectar posibles anomalías en su estructura interna, ya sea por defectos o por la sutura en un proceso quirúrgico.
EFE