27° C
Martes, 22 de Septiembre de 2020

El consumo de estos cigarros se asocia con trastornos cardíacos y hasta males mentales.
Foto: Hidrocálidodigital

Crece aquí el consumo de cigarrillos de origen chino

Aguascalientes.- El consumo de cigarros chinos va en crecimiento pese a tratarse de productos de pésima calidad y muy peligrosos para la salud, al grado que casos de severos trastornos cardíacos y mentales se han...

Aguascalientes.- El consumo de cigarros chinos va en crecimiento pese a tratarse de productos de pésima calidad y muy peligrosos para la salud, al grado que casos de severos trastornos cardíacos y mentales se han relacionado con su uso por parte de personas fumadoras.
Luego de asegurar que una tercera parte de los fumadores que acuden a la Clínica de Tabaquismo que se maneja en los Centros de Integración Juvenil manifiestan ser usuarios de los llamados cigarros chinos o de contrabando, Mario García sostuvo que esos productos son nada recomendables por su peligrosidad, debido a que a ciencia cierta no se sabe de qué están hechos.
“Es sobre todo la gente que tiene muy arraigada la adicción al tabaco la que recurre a la compra y consumo de los cigarros chinos, sea por su precio que es muy bajo, porque su economía no le permite recurrir a la compra de los cigarros de marca o porque es tal su problema con el tabaco que le da lo mismo fumar cualquier cosa”, expuso el director de los CIJ al referirse al incremento exponencial del consumo de los conocidos como cigarros chinos que se venden de manera abierta tanto en tianguis como en tiendas de abarrotes.
Ese tipo de cigarros, aseveró, ni siquiera contienen tabaco, sino que contienen una serie de componentes e incluso de elementos peligrosos, por lo que se debe tener mucho cuidado con su consumo para no exponer la salud de los fumadores.
“Si fumar cigarros de cualquier marca que cumple con las normas sanitarias es de mucho peligro para la salud, hacerlo con productos de importación que sólo se sabe que son de papel picado y que además contienen químicos y otros elementos desconocidos, es aún de mucho mayor riesgo”, alertó el especialista de los CIJ.
Finalmente aseguró que quienes acuden a las clínicas o módulos de tabaquismo para tratar de dejar ese hábito nocivo resultan ser personas mayores de 40 años de edad que ya padecen en su salud las consecuencias de su adicción al tabaco.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *