Aguascalientes, México, Lunes 19 de Noviembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Zona MACO Foto y Zona MACO Salón Anticuario amplían oferta en nueva edición

Vista general de un salón de antigüedades durante la cuarta edición de Zona MACO Foto y Zona MACO Salón hoy, miércoles 22 de agosto de 2018, en Ciudad de México (México). EFE (EFE)
22/08/2018 17:55:02 México, 22 ago (EFE).- La incorporación de un espacio destinado a los fotolibros y la de objetos producidos después de 1960 son, respectivamente, las principales novedades de las ferias Zona MACO Foto y Zona MACO Salón del Anticuario, que abrieron hoy sus puertas en Ciudad de México.
La cuarta y quinta edición de estas ferias, que se celebran simultáneamente en el Centro Citibanamex desde hoy y hasta el 26 de agosto, suman más de 60 expositores, y tienen el objetivo de fomentar otras formas de coleccionismo.
En Zona MACO Foto se encuentra el estand de la galería de arte moderno y contemporáneo Smith-Davidson, quien trae obra del artista Marc Lagrange.
Este fotógrafo quería "capturar la parte femenina, del deseo y de lo prohibido", como muestra el trabajo "Caviar Girls", relata a Efe Paula Ibarra, representante de la galería.
Las piezas de este artista belga, quien falleció en 2015 y trabajó con las mismas modelos a los largo de su trayectoria, vienen acompañadas por las de la holandesa Marie Cecile Thijs, quien inmortaliza objetos, animales y plantas sacándolos de su contexto habitual.
Entre los trabajos que presenta la galería Raffaella de Chirico están dos fotografías tomadas por Alison Jackson que muestran a un doble del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acompañado por integrantes del Ku Klux Klan y por varias modelos con las que se toma una selfi.
La artista, comenta De Chirico, directora de la galería, trabaja habitualmente con dobles de famosos, para mostrar los que podrían ser sus momentos privados.
El espacio Troconi-Letayf expone diferentes libros de artista, cuya diferencia principal con los fotolibros es que son ediciones muy cortas -de un máximo de 20 ejemplares- con obra gráfica original, firmada y enumerada, explica su director de arte, Giovanni Troconi.
Asimismo, cuentan con fotografías del mexicano Jordán Rodríguez, quien tomó retratos a los actores de la tradicional Pasión de Cristo que se celebra en Iztapalapa, y del alemán Kai Wiedenhöfer, quien recorre el mundo inmortalizando las fronteras que dividen los países.
Por su parte, la galería RGR+ART expone trabajos del chino Liu Bolin, en cuyas fotografías aparecen figuras humanas camufladas, por ejemplo, tras los estantes de un supermercado o el cuadro "La noche estrellada" de Van Gogh.
Con una llamativa escenografía, por el confeti esparcido por el suelo del estand, la fotógrafa mexicana Yvonne Venegas exhibe el proyecto "Reinterpretaciones", basada en las fotografías que tomaron en la década de los 70 sus padres, quienes montaron un estudio de la llamada "fotografía de sociales".
Destaca también el espacio destinado al proyecto Ciclo Tepito, en el que tres artistas mexicanos -Paola Beck, Macario González y Carlos Álvarez- exponen material fotográfico y audiovisual sobre este barrio capitalino, con el objetivo de una cara menos conocida para el público general.
La sección de fotolibros, pensada para explorar otras formas del arte fotográfico, cuenta con una docena de expositores internacionales y nacionales.
Entre ellos está Trilce Ediciones, que cuenta con volúmenes como "Another planet" de Christophe Von Hohenberg, conocido por sus fotografías de la sociedad neoyorquina.
En Zona MACO Salón del Anticuario se presentan, por primera vez, objetos producidos después de 1960 que por su diseño, producción o contenido guardan una conexión con las antigüedades.
Se pueden contemplar piezas como muebles, cerámica, artículos de platería, coches e incluso ropa vintage.
La Galería Windsor trae, en esta ocasión, la colección completa de los grabados de la serie "Los desastres de la guerra", del español Francisco de Goya, impresa por primera vez en 1863.
La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando imprimió unas 500 carpetas, pero lo que hace que esta pieza sea excepcional es que "son muy pocas las que existen completas", porque en su momento las láminas se empezaron a vender sueltas y se dispersaron, explica a Efe el propietario de la galería, Federico Pearl.
EFE