Aguascalientes, México, Sabado 20 de Abril de 2019
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Danza enigmática precolombina abre los festejos del carnaval en el sureste de México

Un grupo de bailarines fue registrado este domingo al participar de la tradicional danza del Pochó, en el municipio de Tenosique (estado de Tabasco, México). EFE (EFE)
20/01/2019 23:30:01 Tenosique (México), 20 ene (EFE).- Jaguares, héroes, doncellas y hombres hechizados con coloridas máscaras de madera sobresalieron en la apertura de uno de los carnavales más exóticos del mundo, que se celebra estos días en el municipio mexicano de Tenosique.
La danza del Pochó, de origen precolombino, arrancó este domingo, a 214 kilómetros de Villahermosa, capital de Tabasco, en un evento en el que participaron cientos de personas al ritmo del tambor y la flauta, pese a la lluvia provocada por un frente frío en el Golfo de México.
Una flauta de carrizo con pluma de pavo real y el repique de los tambores marcaron el inicio de los festejos.
Personas disfrazadas de jaguar, de pochoveras (doncellas) o del dios maligno llamado Pochó, son los personajes principales de este carnaval.
Desde un día antes, los habitantes de Tenosique suben a la selva para recolectar cañita, flores de tulipán, buganvillas, colas de gato, hoja de castaña y hoja de plátano seca (sojo) para adornar la indumentaria de cada personaje.
Para el psicólogo Jorge Suárez Vela, este baile es una expresión de la danza maya, considerada patrimonio cultural del suroriental estado mexicano de Tabasco, uno de los más indígenas del país latinoamericano.
"Esta danza representa a un ser etéreo y maligno que no soportaba que las mujeres y hombres de este pueblo pudieran vivir en armonía con la naturaleza y sus propios dioses", explicó.
Plácido López, a cargo de la organización, señaló que la fiesta significa la alegría que cada año festejan los más de 58.000 habitantes de este pueblo fronterizo.
"Contamos los días para salir a danzar, y cuando comienza a sonar el tambor que nos guía, nos llena de emoción salir a las calles a danzar", expreso.
Cada personaje transmite alegría, una atmósfera de raíces mayas que suponen un sorbo de pasado a quienes participan en el carnaval, que es a su vez un juego y una celebración a la vida.
La danza del Pochó se representa ocho domingos consecutivos y junto con el carnaval en Tenosique es una de las fiestas populares más arraigadas y de más duración en Tabasco.
En la noche del sábado, a modo de preámbulo, las fiestas en Tenosique arrancaron con una curiosa guerra de toneladas de harina y huevos.
EFE