Aguascalientes, México, Domingo 26 de Mayo de 2019
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

El torero español David Fandila El Fandi cerró la primera corrida de Feria

El diestro español David Fandila "El Fandi" da la vuelta al ruedo tras lidiar a su toro "Romancero", de 519 kg, durante la primer corrida de la temporada taurina celebrada este domingo en la Feria de San Marcos, en Aguascalientes (EFE )
21/04/2019 22:42:48

Aguascalientes, Ags.-Con una vuelta al ruedo, el torero español David Fandila “El Fandi” cerró la primera corrida de Feria, tarde donde Uriel Moreno “El Zapata” e Israel Téllez mostraron torería y voluntad ante una entrada arriba de media plaza y donde se lidió una corrida muy bien presentada de la Ganadería San Isidro, de juego complicado y variado, salvándose el segundo de la lidia.

El público estuvo al pendiente en todo momento del ruedo, dada la entrega y verdad de los tres toreros, quienes hicieron del tercio de banderillas una extraordinaria exposición taurina con sus diversas expresiones, que fueron reconocidas por parte del respetable.


URIEL MORENO (Vainilla y oro)

Bregó de capa a “Feliz Aniversario”, no. 209 con 482 kg, para realizar un quite por navarras después de ser picado el socio. Luego, invitó a banderillar a Téllez y a “El Fandi”, armándose la escandalera en el segundo tercio. Con la muleta el astado fue complicado y no colaboró, por lo que los deseos de Uriel de agradar quedaron sólo en eso, lidiando por la cara con torería y de estocada entera se retiró escuchando palmas.

Con tres largas cambiadas y de pie buenas verónicas rematadas con revolera recibió a “Samurái”, no. 296 y de 538 kg, luego cubrió el segundo tercio de manera emotiva y extraordinaria con tres pares de enorme mérito donde todo lo hizo el coleta. Con la sarga roja y ante la poca colaboración del de San Isidro, el tlaxcalteca buscó agradar y sacar provecho, pero el socio era reservón, espiaba y se rehusaba ir al cite, por lo que le lidió con torería, abrevia y de estoconazo se retiró en silencio.


DAVID FANDILA (Obispo y oro)

Con larga cambiada recibió a “Romancero”, no. 294 de 519 kg, para luego abreviar con el capote. Otro gran segundo tercio con total entrega de los tres matadores para ser ovacionados. Con la muleta ante un burel que de inicio parecía acalambrado, pero mostrando nobleza y calidad “El Fandi” lo llevó a media altura en una faena variada con momentos de temple y calidad por ambos lados, se adorna luego con molinetes para retomar a media altura por el lado derecho con sobriedad aprovechando la nobleza del socio. En una actuación de enorme oficio y madurez de este gran torero, dio el pecho en la estocada para escuchar fuerte petición por la oreja que el juez no concedió, sólo dando vuelta al ruedo ante la entrega del público.

Breve de capa ante “Agradecido”, no. 268 de 514 kg, para cubrir el segundo tercio, mostrando sus extraordinarias facultades con las banderillas. Ante el astado de poca colaboración, espión, corto, que punteaba y con peligro sordo, el español estuvo por encima de las condiciones de éste exponiendo de más, consiguiendo algunos derechazos de mucha exposición. Por el izquierdo nada qué comentar, y que tras dejar media estocada acierta al primer intento con el descabello para retirarse en silencio.


ISRAEL TÉLLEZ (Grana y oro)

Buenas verónicas con torero remate a “Sol y Sombra”, no. 220 y con 492 kg, para ser ovacionado. Con la muleta ante un astado que de inicio tuvo transmisión y calidad, Téllez buscó agradar por el lado derecho consiguiendo dos buenas tandas. Cambió el astado de lidia y se volvió violento punteando en el último instante del muletazo, además de quedarse corto, por lo que los deseos del matador se estrellaron ante el de San Isidro. Se puso pesado con la espada para escuchar un aviso, palmas.

Con larga cambiada saludó a “Toda la Vida”, no. 234 y de 512 kg, para ejecutar buenas verónicas rematadas con revolera. Con la muleta ante un astado que rebrincaba, también corto, espión y que se tercia, Israel puso empeño y deseos consiguiendo algunos derechazos de enorme mérito, pero no había mucho qué hacer ante el toro. Por naturales, nada para pinchar, deja media estocada y acierta al primer intento del descabello escuchando palmas.

 

Hidrocalidodigital