Aguascalientes, México, Sabado 25 de Enero de 2020
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Las medallas pesan en la mente de Tyson Gay

01/08/2012 19:05:59 LONDRES / Reuters - El velocista estadounidense Tyson Gay dijo el miércoles que se sentirá satisfecho solo si gana una medalla en los 100 metros planos de los Juegos Olímpicos.
Gay, el segundo hombre más veloz de la historia, nunca pudo subirse a un podio olímpico y una cirugía de cadera, que lo mantuvo alejado de las pistas durante casi de un año, no facilitará esa tarea en Londres, donde además tendrá que enfrentar al plusmarquista mundial Usain Bolt y el vigente campeón Yohan Blake.
«Hay mucha presión, no voy a mentirles», dijo en conferencia de prensa Gay, cuyo cumpleaños número 30 es cuatro días después de la gran final olímpica de los 100 metros el 5 de agosto.
«Habría presión aunque hubiese obtenido una medalla en (los Juegos de Pekín) 2008 (...) Ahora hay mucha más porque realmente siento que falta una pieza, en mi corazón, y es ganar una medalla olímpica», agregó el estadounidense, eliminado en semifinales hace cuatro años.
Con Blake y Bolt como grandes favoritos a ganar oro y plata en la final, Gay tendría una refriega por el tercer puesto con su compatriota Justin Gatlin -campeón olímpico en Atenas 2004 y verdugo suyo en las pruebas clasificatorias estadounidenses- y con el jamaiquino Asafa Powell, ex plusmarquista mundial.
Pero incluso Bolt señaló al tenaz Gay como una posible amenaza en caso de estar bien físicamente.
«Si ellos hacen tiempos que nunca vi antes, solo puedo esperar que mi cuerpo también llegue», señaló Gay.
Después de todo, la mejor marca personal del estadounidense en el 2009 -9,69 segundos- sigue siendo la segunda en la historia detrás de los 9,58 correspondientes al récord mundial de Bolt.
Este año, Gay aparece quinto en el ranking de marcas para los 100 metros, detrás de Blake, Bolt, Gatlin y Powell.
«Me quedé corto en el 2008 (...) Realmente quiero redimirme por mi familia y por mi país», subrayó el estadounidense, que aquel año en Pekín se estaba recuperando de una lesión muscular de isquiotibiales.
En Londres, Gay hará honor a ambos con su calzado, personalizado con color rojo, blanco y azul y con el nombre de su hija, Trinity, grabado en la lengüeta.
Cinco meses atrás, su mera presencia en Londres era una apuesta muy arriesgada.
Como consecuencia de la operación de cadera del 2011, Gay no pudo empezar a entrenar en la pista hasta marzo es este año.
Su primera carrera fue a principios de junio, seguida por un segundo puesto detrás de Gatlin en las pruebas clasificatorias de Estados Unidos ese mismo mes.
«Mi confianza está bastante bien», remarcó Gay. «Y he tenido un tratamiento regular», añadió.
El velocista indicó que la condición física no será un problema. Además, subrayó que todavía cree que Bolt no puede ser pasado por alto en los 100 metros a pesar de que muchos ponen a Blake como principal favorito.
«El (Bolt) es el único tipo que estuvo donde nosotros no (en términos de tiempos)», dijo Gay. «Tiene que seguir siendo uno de los favoritos», concluyó.
Reuters