Aguascalientes, México, Lunes 10 de Diciembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Repsol busca conquistar el mercado de combustibles en México

El secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, habla hoy, lunes 12 de marzo de 2018, durante la inauguración de las primeras 10 gasolineras de la multinacional española Repsol en México, en un acto celebrado en Ciudad de México (México). (EFE )
12/03/2018 16:55:49

México.- La multinacional española Repsol inauguró hoy sus primeras 10 gasolineras en México dentro de un ambicioso plan para llegar a unas 1.200 estaciones de servicio en cinco años y conquistar, paulatinamente, el mercado de gasolinas en México aprovechando la apertura en el sector con la reforma energética.

Son ahora "diez estaciones de servicio, y en los próximos cinco años se ha propuesto contar con cerca de 1.200 estaciones de servicio en el país, para posicionar su marca en el naciente mercado de gasolinas y diesel" en el país, dijo el secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, en el acto oficial de la estación "Siete banderas", en el sur de Ciudad de México.

Con este evento, la petrolera escenificó su interés por entrar en este mercado de venta al detalle de hidrocarburos en México, que arrancó en 2017 aprovechando la reforma energética, que abrió el sector a la iniciativa privada tras casi ocho décadas de monopolio estatal.

Joaquín Coldwell resaltó que Repsol aportará "experiencia" en este creciente mercado, pues tiene 4.700 estaciones de servicio en todo el mundo.

Además de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), unas 30 marcas como los colosos Shell o BP han entrado al mercado de estaciones de servicio en los últimos dos años, tomando el control del 21 % de ellas, apuntó el titular de Energía.

Para la directora general de Downstream (refinación y comercialización) de Repsol, María Victoria Zingoni, la inauguración de este lunes es "la concreción de una apuesta firme" de la petrolera con el país.

Dicha empresa la acomete "con visión de futuro, de desarrollo, voluntad de crecimiento, inversión y creación de empleo", apuntó.

Aseguró que México siempre ha estado en la "hoja de ruta" de expansión internacional de la firma, y consideró que este es solo un "primer paso".

"Queremos invertir, crecer en México con visión a largo plazo", apuntó la representante de Repsol.

Zingoni dibujó un plan de crecimiento claro. Este 2018 la firma abrirá unas 200 estaciones -40 de ellas en las próximas semanas- y continuará con un ritmo de inauguraciones de entre 200 y 250 por año hasta 2022, apoyándose en una inversión de alrededor de 8.000 millones de pesos (unos 430 millones de dólares).

Con ello, espera asumir una cuota de mercado de entre 8 % y 10 % en cinco años.

De estas gasolineras, entre 20 % y 30 % serán propias, mientras el resto serán terminales ya existentes en las que se llevará a cabo un cambio de marca, mejorando el servicio y el producto.

En un inicio, la apertura de gasolineras será en Ciudad de México y el Valle de México, la zona metropolitana más poblada del país y que abarca a la capital, pero la compañía espera ir abarcando de manera paulatina más territorio.

La inversión dada a conocer hoy será solo en adquisición y construcción de terminales de servicios. Es decir, no contempla el mercado de infraestructura (oleoductos, terminales de almacenamiento y transporte, entre otros activos) al que la compañía aspira entrar cuando este se abra definitivamente.

El combustible que dispensarán será nacional en tanto no se logre la importación de sus propios productos refinados. Pero al hidrocarburo autóctono se le añadirán aditivos con la tecnología Neotech, con la que se alarga la vida del motor, explicó la representante de Downstream.

La marca española, con presencia en 37 países y venta de productos en 90 naciones, considera que en México el mercado ha de aumentar de manera exponencial por dos factores; el país crece y hay un déficit de estaciones de servicio.

Según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ofrecidos hoy por la petrolera, el país cuenta con unas 11.800 gasolineras, lo que supone una terminal por cada 10.560 mexicanos, una cifra mucho menor a otros grandes países como Estados Unidos, Alemania o Brasil. Además, 40 % de los municipios carecen del servicio.

La firma, que tuvo en 2017 un beneficio neto de 2.121 millones de euros (2.600 millones de dólares), 22,2 % más que en 2016, está presente en México desde 1999, cuando se asoció con compañías locales como Grupo Kuo, con la que fabrica caucho sintético.

El sector de refinación y comercialización no es el único en el que Repsol tiene los ojos puestos en un México abierto a la inversión privada en energía como nunca antes se ha visto.

En el área de exploración y producción de hidrocarburos ganó cuatro contratos en las últimas rondas mexicanas de licitación, junto con socios locales, tanto en aguas profundas como someras.

EFE