Aguascalientes, México, Martes 22 de Mayo de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Colorado apuesta por "agricultura alternativa" para responder a falta de agua

El Gobierno de Colorado anunció hoy un plan para poner en marcha una "agricultura alternativa" debido a la grave sequía que vive el estado y al hecho de que el río Colorado apenas produce el agua suficiente para mantener un sector en el que trabajan muchos inmigrantes hispanos. EFE/ARCHIVO (EFE)
15/05/2018 16:20:02 Denver (CO), 15 may (EFEUSA).- El Gobierno de Colorado anunció hoy un plan para poner en marcha una "agricultura alternativa" debido a la grave sequía que vive el estado y al hecho de que el río Colorado apenas produce el agua suficiente para mantener un sector en el que trabajan muchos inmigrantes hispanos.
Por medio de este plan, apoyado por los resultados de estudios de expertos de dos universidades de Colorado, se ajustará la adjudicación del uso de agua a las distintas ciudades de Colorado según su población actual y futura para recalcular el porcentaje de que se debe destinar a la agricultura.
También se permitirá que las ciudades accedan a distintas fuentes de agua, y no sólo a la "de superficie", como se hace actualmente, para dejar mayor cantidad de la acumulada en embalses para el sector primario, explicó Brown tras reunirse en Denver con el secretario federal de Agricultura, Sonny Perdue.
Para mantener la viabilidad de la agricultura estatal, en la que trabajan 400.000 personas, de las cuales el 58 % es de origen latino, Brown pedirá además la ayuda del Gobierno federal para agilizar la contratación de trabajadores agrícolas extranjeros, facilitar el proceso de certificación de productos cultivados en Colorado y potenciar las exportaciones a México.
El Gobierno estatal quiere además que se implementen medidas que impulsen la recuperación económica de comunidades rurales afectadas por la sequía que afecta a Colorado desde hace 18 años, debido a la sensible reducción del turismo en las zonas afectadas.
Pero el problema no solamente afecta a este estado, sino también a los otros estados que dependen del río Colorado, principalmente a Arizona, Nevada y California, y a sectores del norte de México, una zona con 40 millones de habitantes.
Para resolverlo, el Gobierno estatal realizó consultas con expertos de dos universidades locales, quienes, por separado, difundieron hoy los resultados de sus estudios.
En reporte compilado y publicado por Abby Williams, de Colorado College, propone que Colorado y otros estados modernicen sus leyes de derechos de agua y se pasen a la permacultura, es decir, cultivos en terrazas adaptadas para cada terreno para maximizar la captación y retención de agua.
El informe sostiene que la agricultura comercial "controlada por monopolios corporativos", al enfocarse en "productos homogeneizados y subsidiados" (especialmente maíz), ha "drenado las fuentes de agua".
Y el problema se complica porque las leyes vigentes sobre consumo y derechos de agua en Colorado y en otros estados del suroeste del país se remontan incluso a las leyes de la época en la que todo el territorio pertenecía a México (hace 170 años) y a acuerdos con las familias pioneras de la región.
Por eso, todos los derechos del uso de agua del río Colorado ya han sido vendidos o adjudicados y para no perder el uso del agua a la que tienen derecho, los granjeros y rancheros la consumen igualmente, en un sistema que, según el reporte, es siempre un problema, aunque es todavía "más problemático" en época de sequía.
En su opinión, el nuevo sistema debería enfocarse en los "tres cultivos hermanos" del suroeste del país: maíz, frijoles y calabaza, por su capacidad de actuar simbióticamente para mantener el valor nutritivo del suelo.
Y otro reporte, de la Universidad Colorado Mesa, alerta de que el río Colorado y sus afluentes sólo tienen del 50 al 69 % de sus caudales, y el río Grande cuenta está entre el 20 y el 30 % de lo normal.
Más del 80 % del agua de esos ríos se utiliza para la agricultura y sólo menos del 15 % para consumo humano. Además, la sequía y la falta de agua en los ríos mencionados persistirán por lo menos hasta 2021, según los pronósticos actuales.
Otro factor que motiva esos cambios es el Acuerdo del Río Colorado, firmado en 1922 y que da prioridad en el uso del agua a los estados al final del río (Arizona y Nevada) por contar con mayor población, mientras que los otros estados (Colorado y Utah), con menos población, usan el agua que queda.
En ese contexto, se necesitarían diez años de caudal promedio del río Colorado para que los agricultores en Colorado (donde nace el río homónimo) cuenten con agua suficiente como para no tener que usar la que está almacenada en los embalses, lo cual es imposible.
EFE