Redacción14/12/201911min190

Elvia Alicia Jaime García

Elvia tiene la fortuna de tener un padre que cree que las mujeres son capaces de hacer cualquier cosa y desempeñar cualquier actividad, por lo que desde hace 25 años decidió nombrarla Directora de la empresa familiar GRUPO ROJAVE, dedicada a la comercialización y distribución de llantas para todos los usos en Aguascalientes y Zacatecas. Tiene a su cargo 57 trabajadores, 16 son mujeres. “Mis unidades de distribución están dirigidas por mujeres, justamente porque creo que las mujeres tenemos una responsabilidad muy desarrollada, la característica principal es la de sacar a sus hijos adelante y que hay que darles oportunidad, enseñarlas y empoderarlas”.
¿Cómo fueron sus inicios en el campo empresarial?
Tenía pocos años de haber egresado de mi carrera, en un inicio me dediqué a trabajar en un despacho contable, tuve como objetivo después de finalizar mi carrera, fundar un despacho contable y fiscal ya que mi especialidad es Finanzas, me desarrollé ahí y duré muy poquito con el despacho porque el negocio reclamó mi presencia ya que mi padre decidió incursionar en otros negocios como la construcción de carreteras, puentes, terracerías, ventas de maquinaria, de unidades automotrices y fue así como tomé la Dirección. Mi hermana mayor también forma parte de la administración del grupo, a mí me tocó la fortuna de ser quien dirige esta empresa.
¿Qué representa para usted la Dirección y cuidado de la empresa familiar?
Las empresas familiares son todo un reto porque cuando participamos en la empresa dos de las hijas y el papá, a veces el tomar decisiones no es tan fácil, creo que cuando mi padre y nosotras logramos cerrar esa brecha generacional en donde se da el paso de primera a segunda generación, se empieza a complicar y empieza a haber algo de problemas, pero creo que logramos pasarlo con éxito gracias a que aprendimos a conjugar la experiencia de mi padre y que yo tenía nuevas ideas y que había nuevas formas de comercializar, los dos entendimos cuál era el camino, encontramos ese punto de coincidencia entre experiencia y nuevas ideas, la verdad fue muy importante para nuestra empresa, porque creció y le dimos un vuelco, hemos ido sorteando entre negocio y familia, pero afortunadamente creo que hemos hecho un traslado a segunda generación muy interesante.
¿Qué ha implicado para usted manejar un negocio de llantas que por los estereotipos no estamos muy acostumbrados a ver a una mujer en este giro?
Generalmente me hacen esa pregunta, sé que no somos muchas mujeres participando en el negocio de las llantas, pero para mí es una actividad totalmente normal, por el hecho de ser un negocio en el que prácticamente nací y me desarrollé, además tuve la fortuna de tener un padre que nos incluyó en el negocio y nos enseñó a quererlo, a entenderlo y buscó que nos profesionalizáramos en él. Nuestros giros no han sido nada femeninos, nunca han sido algo como muy ad hoc para mueres.
Las mujeres si nos lo proponemos y si sabemos lo que estamos haciendo y conocemos, la verdad no hay un giro o un trabajo que no podamos desempeñar.
Creo que siendo mujer le di un toque femenino a mis tiendas y centros de distribución y los saco del estereotipo de las llanteras tradicionales para convertirlos en un tipo de llantera más sofisticada.
¿Cómo conoce la Asociación de Mujeres Empresarias?
Conozco a la Asociación de Mujeres Empresarias MEMAC desde hace como 4 años, comenzaron a invitarme pero yo tenía un proyecto de crecimiento de mi negocio y no podía participar activamente. Posteriormente fui invitada en el 2016 para participar con mi currículum y proyecto de mi negocio para un premio que da MEMAC llamado “Mujeres que trascienden”, yo no era miembro pero me invitaron como mujer externa y tuve la fortuna de ser elegida y resulté nominada. Fue ahí donde conocí a algunas socias de MEMAC y en enero del 2017 me incluyo como socia activa y actualmente ya tengo casi tres años.
¿Qué es MEMAC?
Es una Asociación 100% hidrocálida que nace por la iniciativa de mujeres empresarias hace 19 años aquí en Aguascalientes, no tenemos otros capítulos, solamente aquí, que creo que eso es muy representativo, cuenta con 59 socias en el Estado teniendo presencia en algunos municipios como Calvillo, Asientos y Tepezalá.
Ofrecemos a la mujer empresaria, a través de nuestras asambleas mensuales, temas en beneficio de las socias, como aspectos fiscales, financieros, aspectos de la mujer, se cuenta con vínculos con universidades que nos ofrecen diplomados, talleres, asesorías, desarrollo de relaciones para que les sea más fácil el trabajo a las nuevas empresarias.
¿Cómo se da su elección en la presidencia de la Asociación?
En noviembre del 2017 fui invitada a formar parte del Consejo de mi antecesora, estuve en el área de Finanzas y posteriormente pasé a ser vicepresidenta. Y fue en octubre del 2019 que fui elegida como Presidenta gracias a la participación activa dentro de la Asociación, ya que según los estatutos que nos rigen se elige Presidenta cada año con derecho a reelegirse un año más.
¿Cuál es la principal función como Presidenta de la Asociación?
Buscar una digna representación de las mujeres que forman nuestra asociación, es promover que nuestras socias estén incluidas, promover que sus empresas tengan mayor impulso, además de estarlas representando en todos los organismos, instituciones educativas y en todas las actividades que se realizan dentro del Estado.
Como Presidenta, ¿cuál es su principal meta a lograr en este año?
Mi período es 2019-2020 y en el 2020 tendría la oportunidad de una reelección; el proyecto que tenemos para MEMAC es justamente hacer crecer más la Asociación, es fortalecerla más, ganar más espacios y seguir la inercia del Estado, lograr mayor preparación para las socias, ser cada vez más ejecutivas y desarrolladas en todos los aspectos para que nuestras empresas puedan seguir creciendo aún con la adversidad que vemos a nivel nacional.
¿Qué considera que le hace falta a la mujer para emprender cualquier tipo de negocio?
Bueno, se habla mucho de empoderamiento y creo que las mujeres muchas veces no tienen esa decisión de emprender y creo que justamente las asociaciones de mujeres debemos buscar eso. Hay mujeres que pueden desarrollar una empresa, pero no han visto cómo, o bien hay mujeres que están trabajando aisladas, pero creo que la unión es muy interesante, lo que experimentamos nosotras en MEMAC justamente es que uniéndonos podemos fortalecer más nuestras empresas, la red que se puede tejer entre las mujeres que ya tenemos mucho tiempo, las que están en una etapa de desarrollo, las que están comenzando, creo que esa conjunción de madurez y emprendimiento, de descubrir las capacidades de mejora, yo creo que es una mezcla de talentos que nos puede favorecer a todas.
Las mujeres tenemos que participar, organizarnos, tenemos que ganar espacios y la única manera de hacerlo es participando activamente en la sociedad, en asociaciones y no tener miedo a los retos, los retos son para afrontarlos, hay que desarrollarlos, las mujeres somos capaces de cualquier cosa, somos muy administradoras, cumplidas y responsables.
Es muy importante que nos capacitemos, que sepamos lo que estamos haciendo, hacia dónde vamos y que sepamos que las empresas representan muchos retos.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *