Redacción03/12/20213min456

Empleados de Google no regresarán a la oficina

Google
Empleados de Google no regresarán a las oficinas hasta nuevo aviso, así lo informó el vicepresidente de seguridad de la empresa.

CIUDAD DE MÉXICO, (EL UNIVERSAL).- Ya no se requerirá que los trabajadores de Google en los Estados Unidos regresen al trabajo en la oficina el 10 de enero. Según CNBC, el vicepresidente de seguridad de la empresa, Chris Rackow, les dijo a los empleados en un correo electrónico que Google esperará para reevaluar la situación y averiguar cuándo es seguro volver a un entorno de oficina hasta el nuevo año.

El gigante tecnológico originalmente planeó implementar una semana laboral híbrida a partir del 18 de octubre antes de retrasarla hasta enero del próximo año. Ahora, todo puede depender de cada una de sus oficinas.

Rackow no explicó el razonamiento de la compañía en su correo electrónico, y tampoco mencionó la variante COVID-19 de ómicron recién descubierta. Existe mucha incertidumbre en torno a ómicron, y los expertos aún están investigando si es más transmisible que las variantes anteriores y si es más resistente a las vacunas actuales.

Lo que supuestamente dijo, sin embargo, es que Google permitirá que oficinas específicas decidan cuándo es seguro volver a la oficina. La empresa formará equipos de respuesta a incidentes locales para ayudarlos a evaluar los niveles de riesgo, pero la conclusión es que es posible que no se requiera que los empleados de Google se adhieran a un horario de trabajo híbrido al mismo tiempo.

A pesar de cancelar su fecha objetivo del 10 de enero, Google sigue alentando a los empleados a trabajar en la oficina “donde las condiciones lo permitan, a volver a conectarse con sus colegas en persona y comenzar a recuperar la memoria muscular de estar en [uno] con más regularidad”.

Google ya ha reabierto el 90 por ciento de sus oficinas en los Estados Unidos y el 40 por ciento de sus empleados en el país ya ingresaron. En cuanto a sus ubicaciones internacionales, la compañía también retrasó el regreso de los trabajadores al trabajo presencial en Europa. Medio Oriente y África.