Aguascalientes, México, Martes 23 de Julio de 2019
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

El Reportaje: Un transporte digno, promesa aún sin cumplir.

Para nadie es secreto el constante malestar de los usuarios de transporte público por el mal servicio que se ofrece, como unidades en mal estado y la tardanza entre rutas. (Hidrocálido )
16/02/2019 11:58:04

Aguascalientes.- Una promesa que ha tardado en ser cumplida a pesar de la intervención de gobiernos y ofrecimientos de concesionarios del transporte público, es la mejora integral del servicio que brindan los camiones urbanos; han transcurrido por lo menos 10 años y hay mucha chatarra en circulación, amén de la mala atención a los usuarios.


La modernización del transporte público tardará porque los concesionarios no están dispuestos a hacer fuertes inversiones “de golpe y porrazo” como ha dicho Manuel de la Cruz Ricalde, vocero y miembro de ATUSA, y algo ha pasado con el gobierno estatal que de pronto aceleró el paso y metió el freno en este proyecto.


Datos proporcionados por ATUSA diariamente son alrededor de 270 pasajeros los que hacen uso de sus camiones en 47 rutas que recorren toda la ciudad y llegan al municipio de Jesús María; si bien la tarifa que ahora buscan es la de 10 pesos, la actual es de 7.50 y 2.50 para estudiantes con credencial especial. De las 700 unidades existentes, sólo están en circulación 550 y a veces menos, por estar en reparación o ya inservibles.


En un sondeo realizado entre usuarios de los camiones, realizado en las paradas con más alta afluencia, la inmensa mayoría batalla diariamente para llegar de un sitio a otro, pues tardan hasta dos horas para lograr su objetivo, más los que están obligados a tomar dos rutas y que han sido los más ilusionados en la tan mentada modernización.


Francisco Ruiz López, ex-presidente de la Coparmex local y uno de los impulsores de la modernización del transporte público, hace unos cuatro años presentó una iniciativa para lograr el objetivo, sólo fue bien vista y llegó hasta el Congreso del Estado, pero no avanzó más.


La situación es que a causa del deficiente sistema de transporte público, muchas empresas están obligadas a contratar camiones particulares que permita a sus trabajadores llegar puntuales, pero implica invertir un 20% del costo salarial de cada empleado al que se le brinda el servicio.


Aquella iniciativa pretendía la mejora de las unidades con rutas eficientes y eficaces, operadores capacitados, vialidades de calidad, paraderos dignos, seguridad y respeto a los usuarios, espacios para personas con discapacidad, tarifas justas y tarjetas de prepago, conexión a un sistema de ciclovías adecuado y seguro, subsidio a estudiantes y personas de la tercera edad.


De todo esto, sólo se cumplió lo de los paraderos dignos, pero en unos cuantos días los vándalos los destruyeron y volvieron a ser como las paradas “normales” y ahora habrá bicicletas en renta, pero las ciclovías siguen sin tener orden, entonces, se sigue a medias, consideró.


Lo cierto es que el transporte público en Aguascalientes es una verdadera calamidad, expresó el Urbanista Humberto Escalante Rodríguez y es de lamentarse que por cuestiones políticas todo proyecto en este sentido sea detenido.


Estimó que el 90% de las rutas cubren el centro citadino y aunque hay proyectos de hacer reestructuras, poco se avanza, si acaso sólo ha sido modificada la que pasa por el Hospital Hidalgo nuevo y la que llega a la Clínica 3 del IMSS en Jesús María.


Urge pues que el servicio mejore en todos sentidos, pues de esta manera menos personas se moverán en autos particulares y por ende, se reducirán los embotellamientos automovilísticos.


“Enfrentamos muchos errores en materia urbana que no se han corregido con el tiempo, y esto provoca constantes dolores de cabeza a los usuarios porque no tienen certeza de llegar puntuales y algunos siquiera de llegar a su destino, pues por las noches choferes los dejan varados inclusive en colonias alejadas de la mancha urbana”, concluyó.

Laura Elena Rivera
Hidrocálido