11° C
Sábado, 15 de Agosto de 2020

El ingeniero Rizo nos comparte parte de su trayectoria y experiencia.
Foto: Hidrocálido

Felipe de Jesús Rizo

Inteligente, intuitivo y creativo, con una amplia trayectoria en la docencia, el ingeniero Rizo nos comparte parte de su trayectoria y experiencia. Quien a su corta edad sabía que quería ser ingeniero, no sabía en...

Inteligente, intuitivo y creativo, con una amplia trayectoria en la docencia, el ingeniero Rizo nos comparte parte de su trayectoria y experiencia. Quien a su corta edad sabía que quería ser ingeniero, no sabía en qué, pero tenía claro cuál sería su profesión.
¿Quién es el ingeniero Felipe de Jesús Rizo? ¿cuáles son sus pasatiempos? ¿qué disfruta hacer?
Soy una persona que tiene pasión por lo que hace, toda mi vida jugué futbol, pero ahora mi mayor pasatiempo es el ciclismo de Montaña, tengo 12 años de ser ciclista, lo practico como una opción de ecoturismo, llevo cinco idas a Puerto Vallarta donde hacemos más de 120 kilómetros por arriba de la sierra. Disfruto salir los fines de semana a hacer rutas de 15 a 20 kilómetros con compañeros que comparten la misma pasión. Me gusta el cine, la lectura relacionada al desarrollo humano. Me gusta mucho el área de la docencia la cual se convirtió en una de mis más grandes pasiones.
Ingeniero, cuéntenos, ¿de dónde nace su pasión por la Ingeniería? ¿por qué decide ser ingeniero?
Es complicada esta pregunta, mi papá es técnico instrumentista en esta universidad y mucho del modelo en casa así ha sido, tengo otro hermano que es ingeniero, de los cuatro hermanos, tres nos fuimos por el área de la ingeniería. Y por mucho, por cuestiones de lo que veíamos, de lo que hacia nuestro papá, yo me acuerdo que nunca dudé ser ingeniero, siempre dije “yo voy a ser ingeniero”, no sé en qué, pero en algo. No dudé y me fui a la ciudad de Guanajuato a estudiar Electrónica porque aquí no había en aquél entonces y el ITA aún no abría la carrera, no había en ningún lado. Recuerdo que me fui solo, mis papás me dijeron que no me podían dar todo y a ver cómo le haces, fueron sus palabras. Mientras estudiaba también trabajaba y así me fui acomodando.
¿Qué es para usted la ingeniería y qué es lo que lo mantiene vigente en la universidad?
En mi vida es mi pasión, todo es ingeniería para mí, antes de hacer algo, veo tres o cuatro veces de las maneras diferentes que hay que hacerlo y luego ya digo, ah lo haremos así, me tardo porque estoy viendo cómo, “imaginado, ingeniando las diferentes formas” de crear, tiene que ver con el arte, con el intuir. La ingeniería para mí es todo, todas las actividades que hacen que el ser humano esté más seguro y confortable, para mí es el gusto de aplicar y hacer que las cosas sean mejores. Lo que me ha mantenido es ver que seguimos siendo útiles como ingenieros, que seguimos sirviendo a la sociedad, seguimos dando soluciones. El descubrir y darle una nueva apertura a las mujeres, las mujeres son de entrada ingenieras, cuando ves a una mamá salir de casa con dos hijos, ellas ya tienen una logística de la mañana, organizan, van en camino dando indicaciones, planeando, juegan un papel muy importante, son intuitivas, lo traen en el corazón.
Me mantienen la entrega, el compromiso, la constante actualización, la pasión por ver a un ingeniero muy empoderado y posicionado en el campo laboral, es una enorme satisfacción.
¿Usted quería ser maestro, o cómo llega a la docencia?
Nunca pensé en la docencia, pero es adictiva, el día que la pruebas, difícilmente la dejas, yo nunca me vi como maestro. Llegué a la UAA a trabajar, siempre he trabajado aquí, me tocó un jefe muy bueno, el Ing. Félix Patlán quien me tuvo mucha paciencia, él me fue formando. Entré a trabajar como técnico, de un día para otro tuvimos que improvisar, hubo un problema con un profesor que renunció y no había otro, tuve que subirme al ruedo y me gustó. Lo malo por los muchachos, verdad. Desde entonces para mí ha sido mi vida, estuve 30 años frente a grupo, y ahora que no lo estoy sufro, sufro un poco. Definitivamente mi pasión es dar clases, la docencia es algo muy importante, interesante, donde cada día se aprenden cosas nuevas.
Y cómo maestro ¿cuáles han sido sus más grandes retos y experiencias?
La profesión como ingeniero es una profesión que no es muy deseada por los jóvenes a pesar de que hay un montón de trabajo, existe un gran déficit de ingenieros en el Estado.
El perfil del estudiante de bachillerato es deficiente, el brinco que se da de bachillerato a la ingeniería es complicado, yo también lo viví cuando fui estudiante, entonces ese es el reto. Hay que lograr que de primer a tercer semestre el estudiante se integre al Centro de Ingenierías, a la universidad y se haga gallo, que le gane la pasión de pertenecer a esta universidad.
No es fácil, son carreras complicadas por el nivel de las matemáticas y la física, y ese es el reto, lograr y completar el objetivo del plan de desarrollo institucional que es de tener una retención de un 65% de los estudiantes que ingresan.
 
¿Cuál es el papel de la mujer dentro de las carreras de Ingeniería?
 
OH!, brillante, ahora es el momento de la mujer, en particular de las ingenierías, hay organizaciones de mujeres ingenieras a nivel nacional e internacional. En muchas empresas en igualdad de circunstancias prefieren a las mujeres ingenieras porque equilibran los equipos de trabajo, una mujer ingeniera es una joya, la pelean las empresas. Hay una carrera que se llama Ingeniería Biomédica que es la aplicación de la Ingeniería en los sistemas de salud, donde diseñamos, mantenemos y configuramos equipos tecnológicos para la salud, respiradores, electrocardiogramas, cardiógrafos, la mayoría que egresan son mujeres apasionadas y preparadas. Están muy cotizadas las mujeres ingenieras.
¿Cuál es el aporte de la universidad en materia de Ingeniería al país?
La ingeniería en México pasa del área de supervisión en las empresas al área de diseño y propuestas tecnologías e innovadoras, estamos en ese punto, la importancia es fundamental, sin la ingeniería México no sería lo que es ahora.
La universidad en sus planes de estudio tiene 14 escuelas de ingenierías, por lo que ha apuntalado mucho el desarrollo de sistemas a nivel nacional e internacional. Hace algunos años Intel puso una planta en Guadalajara de diseños de computadoras desde abajo, de los 200 ingenieros de diseños, 40 eran de esta universidad, había un estacionamiento propio de Aguascalentenses en la empresa. Exportamos gente de diseño a toda la región, hemos tenido egresados en los mejores institutos del país como INAOE, CINVESTAV, UNAM, UADG y en el extranjero.
Nuestros estudiantes están pasando del área de sólo supervisión en empresas al área de propuestas tecnologías de diseño y de desarrollo de tecnología.
Ingeniero, y ahora como decano ¿cuáles son sus principales retos?
Busco cumplir con mis obligaciones de decano básicamente, poner en un punto todos los objetivos del Plan de Desarrollo Institucional al Centro, lograr los objetivos y hacer que los alumnos de este Centro disfruten su estancia, disfruten ser estudiantes, se apasionen, y que tengan una visión de ser grades ingenieros. Tener más egresados, hay muchos, pero tenemos que subirlos, hay que hacer crecer la matrícula y conservarlos. Que los profesores trabajen con mucho gusto, con justeza y que logremos tener una comunidad estudiantil de alto nivel. 
 

Hidrocálido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *