29° C
Viernes, 3 de Julio de 2020

El secretario de Hacienda de México, Arturo Herrera, durante una conferencia de prensa. EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo
Foto: EFE

Finanzas públicas de México de enero-abril reflejan efectos de pandemia

México, 29 may (EFE).- Las finanzas públicas de México entre enero y abril de este año reflejan los efectos de las dos crisis mundiales de los últimos meses, la petrolera y la pandemia de COVID-19,...

México, 29 may (EFE).- Las finanzas públicas de México entre enero y abril de este año reflejan los efectos de las dos crisis mundiales de los últimos meses, la petrolera y la pandemia de COVID-19, informó este viernes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La disminución en los precios de los hidrocarburos y combustibles y de las ventas de estos últimos, derivadas de la menor movilidad por el confinamiento, provocaron que los ingresos presupuestarios del Gobierno mexicano entre enero y abril fueran inferiores en 19.700 millones de pesos (888,5 millones de dólares) a lo que se tenía previsto.

En un comunicado, la Secretaría de Hacienda reportó que los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en 1,86 billones de pesos (unos 83.897 millones de dólares), monto inferior en 19.700 millones de pesos a los previstos en el programa.

Sin embargo, en se periodo los ingresos presupuestarios del sector público se incrementaron 1,5 % real respecto al mismo periodo de 2019.

Además, “los ingresos tributarios en el cuatrimestre aumentaron 5,6 % real anual, como resultado de las acciones para reducir la evasión y la elusión de impuestos”, indicó el reporte.

RECAUDACIÓN DE IMPUESTOS

En el cuatrimestre, el balance público presentó un déficit de 73.900 millones de pesos (3.333 millones de dólares), menor que el déficit programado de 115.100 millones de pesos (5.191 millones de dólares).

Aunque se apuntó que las cifras de abril ya reflejan los primeros efectos sobre la recaudación de las acciones de distanciamiento social, “los ingresos tributarios acumulados de los primeros cuatro meses del año fueron 22.100 millones de pesos (unos 996,8 millones de dólares) superiores a lo programado”.

En tanto, los ingresos tributarios no petroleros ascendieron a 1,27 billones de pesos (unos 57.284 millones de dólares), monto mayor en 5,6 % real respecto al de 2019.

El documento señaló que la evolución de los ingresos tributarios en el periodo enero-abril “se explica por el crecimiento en la recaudación del IVA, IEPS e ISR”.

Mientras que los ingresos no tributarios del Gobierno federal se ubicaron en 157.500 millones de pesos (7.104 millones de dólares), cifra superior en 72,7 % en términos reales a la del año previo.

“Lo anterior se debe a que en 2020 se han recuperado activos financieros del Fideicomiso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por 21.600 millones de pesos (974,2 millones de dólares); de otros fideicomisos por 21.300 millones de pesos (960,5 millones de dólares); de entidades paraestatales por 4.500 millones de pesos (202,9 millones de dólares), entre otros.

En tanto, los ingresos petroleros se ubicaron en 157.700 millones de pesos (7.113 millones de dólares) y fueron menores en 41,9 % real a los del año anterior, debido principalmente a la disminución en el precio del petróleo, así como a menores precios de los combustibles y menores ventas internas por la disminución en la movilidad asociada al COVID-19.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *