Gobierno del Estado presiona a magistrados para fallar en contra de notarios

Hidro (2) (1)
Los notarios colegiados de manera sumisa y complaciente obedecieron la consigna.

Por presiones del Gobierno del Estado, magistrados fallan en contra de notarios impugnados, una de las afectadas, Ángeles Aguilera Ramírez, denunció que en su caso, aunque todavía existe camino legal por recorrer, tras el actuar del gobierno, no peleará más por su notaría, dejará de litigar el asunto e iniciará los trámites necesarios para entregarla, pues vale más su tranquilidad.

Tras renunciar a la notaría dejó en claro que aunque su asignación fue totalmente legal y en apego a requisitos legales, en el expediente de su caso existe el testimonio de un magistrado del Primer Tribunal Colegiado del Estado, que valientemente reveló que estaba sufriendo fuertes presiones por parte de funcionarios del Gobierno del Estado para fallar en contra de los notarios impugnados.

La abogada agregó que tras estos hechos, el magistrado, hermano de un notario, se tuvo que jubilar anticipadamente y su hermano, el notario, fue demandado por el gobierno de manera injusta, prohibiendo además un homenaje que se le pretendía hacer en el Colegio de Notarios.

En este sentido, destacó que los notarios colegiados de manera sumisa y complaciente obedecieron la consigna, porque la mayoría son poco solidarios con su gremio.
La priísta denunció que a decir de los ministros de la Segunda Sala de la SCJN, el gobernador del Estado y varios de sus funcionarios, como el secretario general de Gobierno, su secretario particular, así como un abogado que fue asesor del mandatario y ahora ocupa una importante cartera en el Estado y un magistrado de la Sala Administrativa habían acudido constantemente a la Ciudad de México a tratar los asuntos de los notarios de Aguascalientes.

Recordó que luego de que el exgobernador le otorgó una notaría pública, al igual que a otros colegas, el gobernador actual, teniendo como escuderos a una camarilla de fedatarios que se han apropiado de las decisiones del Colegio de Notarios de unos años a la fecha, fue demanda utilizando a varios notarios que consiguieron sus notarías de manos de Martín Orozco Sandoval, sin cumplir los requisitos de ley y falsificando documentos.

Algunos de los nuevos notarios solicitaron los fiats tanto para ellos como para dejarlas en manos de sus hijos, lo cual no es ético.

Comentó que en su caso, en un inicio se dijo que tanto ella como sus colegas no habían cumplido con los requisitos, sin embargo sostuvo que eso es falso, porque los cumplió al 100 por ciento y a todos los abogados beneficiados se les otorgaron las notarías en base a una facultad discrecional del gobernador, de manera que las impugnaciones entabladas obedecen a temas políticos y no de legalidad.

Por lo tanto, dijo que es preciso dejar en claro que varios de los notarios impugnados ganaron la batalla, mientras que otros negociaron políticamente la entrega de las notarías a cambio de ejercer alguna función pública, con la esperanza de recuperarla en el futuro.

Sin embargo, otros siguen peleando en los tribunales por sus notarías y aunque todos cumplieron con los mismos requisitos, sus casos han sido atendidos de manera distinta.

En su caso, al igual que tres notarios más, la impugnación se ganó el juicio en la Sala Administrativa del Poder Judicial del Estado, posteriormente el asunto se fue al Primer Tribunal Colegiado en el Estado, donde se ganó nuevamente, después se fue a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya que los demandantes interpusieron un juicio de revisión que la Corte resolvió regresando los asuntos al Primer Tribunal Colegiado en el Estado para que se dictara una nueva resolución, de manera que uno de los notarios ganó con dos voto a favor y uno en contra, con lo que hoy ejerce la función notarial.

Sin embargo cuando tocó el turno de resolver el caso de Ángeles Aguilera, uno de los magistrados que ya había fallado casos a favor de los notarios impugnados, manifestó que desde ese momento ya tenía otro criterio respecto a los asuntos notariales y que iba a cambiar el sentido de su voto porque ya no pensaba igual que unas semanas atrás.

Con ello el caso de la exdiputada y exsecretaria general de Gobierno se cayó, de manera que se le notificó que el caso fue perdido y aunque aún tiene la posibilidad de acudir nuevamente a la Corte para ejercer otros dos recursos, decidió no seguir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *