20° C
Martes, 22 de Septiembre de 2020

Las niñas y adolescentes mujeres son particularmente vulnerables durante la pandemia, al vivir una doble discriminación por su género y edad. EFE/Alberto Valdés/Archivo
Foto: EFE

La pandemia bloquea el acceso de niñas y adolescentes migrantes a sus derechos

Panamá, 3 ago (EFE).- La pandemia de COVID-19 está bloqueando el acceso a los menores y adolescentes migrantes a derechos como la educación y una vida libre de violencia, alertó este lunes la ONG Plan...

Panamá, 3 ago (EFE).- La pandemia de COVID-19 está bloqueando el acceso a los menores y adolescentes migrantes a derechos como la educación y una vida libre de violencia, alertó este lunes la ONG Plan Internacional, que destacó que en este contexto las niñas son las más vulnerables por cuestiones culturales.
Plan recordó que la región de las Américas vive “dos de las peores crisis migratorias del mundo: el flujo de personas venezolanas, mayoritariamente asentadas en Colombia, Brasil, Ecuador y Perú; y la población del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) que migra hacia México y Estados Unidos”.
En el contexto de la pandemia, que mantiene cerradas muchas economías así como las fronteras, “las condiciones de vida empeoran, siendo las niñas, niños y adolescentes migrantes, alrededor de 7 millones, los más afectados”, pues “sus derechos fundamentales como a vivir con sus familias, libres de violencia y acceder a la educación se han visto altamente vulnerados, sin que se vislumbren respuestas”.
El gerente regional de Gestión del Riesgo de Desastres de Plan International, Nicolás Rodríguez, afirma que “las circunstancias representan riesgo de violencia contra la niñez”.
“Los medios de supervivencia están restringidos. No hay acceso a oportunidades laborales. En los países hay miles de migrantes en circunstancias difíciles (…) Las medidas sanitarias impuestas por los países hacen que muchos migrantes se queden detenidos en las fronteras o en las ciudades durante el tránsito de sus recorridos”, argumentó el funcionario de Plan.
Los menores están en riesgo de abandono, agresiones a su salud física, abuso, violencia, explotación sexual, discriminación y reclutamiento forzado.
“Las niñas y adolescentes mujeres son particularmente vulnerables, al vivir una doble discriminación por su género y edad. En este sentido, están más propensas a ser sujetos de la explotación sexual (…) así mismo, al ser menores de edad, sufren por la negligencia de las autoridades locales”, dijo la gerente regional de Programas de Influencia de Plan International, Amalia Alarcón.
Ante la crisis, migrantes han optado por regresar a sus países de origen: al menos 81.000 venezolanos lo han hecho de acuerdo con datos citados por Plan, “mientras que habitantes del Triángulo Norte que han retornado denuncian haber sido víctimas de discriminación y amenazas, al ser acusados de portar consigo el COVID-19”.
En el contexto de la crisis, Plan International implementa un programa de respuesta regional en 13 países que tiene como objetivo apoyar a las niñas, los niños, las familias y las comunidades para hacer frente a los impactos de la pandemia, así como apoyar los programas de respuesta de los Gobiernos nacionales y locales para limitar la propagación y el impacto de la enfermedad.
“Es urgente que se faciliten corredores humanitarios en las zonas de frontera para que se autorice el paso y se proteja a los migrantes, refugiados y personas en condición de movilidad forzada”, afirmó Rodríguez.
Los migrantes, agregó, “han quedado atrapados, sin medios de subsistencia y sin acceso a servicios básicos, dado el impacto generado por la pandemia de la COVID-19”, añadió.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *