Redacción06/12/20217min2722

Las musas de “Don Neto”: las famosas amantes del capo narcotraficante.

DON NETO
Estas son algunas de las relaciones expuestas en el controversial libro "Emma y las señoras del narco".

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- La relación entre las famosas y los narcotraficantes ha regresado a la palestra, luego de la publicación del libro “Emma y las otras señoras del narco, de Anabel Hernández.

Hernández puntualizó que su investigación inicial no buscaba encontrar nombres del espectáculo, pues la hipótesis original era ver el rol de la mujer en los núcleos internos de los cárteles de la droga.

“No sabían quiénes eran (las mujeres). Ya tenía identificada Emma Coronel, por supuesto, a Diana Espinosa Aguilar, la esposa de Rafael Caro Quintero (líder en los 80’s), pero todo lo demás era en la búsqueda de qué hay ahí”.

Tras su investigación, Anabel Hernández reveló nombres como Galilea Montijo, Ninel Conde, Arleth Terán, Alicia Machado, así como Sergio Mayer, Andrés García, Joan Sebastian y Antonio Aguilar. Sin embargo, también aparecen algunas famosas que ya no se encuentran en activo.

Don Neto

Ernesto Fonseca, conocido como Don Neto, fue uno de los líderes del Cártel de Guadalajara en los años 80. Su socios, Rafael Caro Quintero y Miguel Ángel Félix Gallardo junto con él están acusados de asesinar al agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena.

Don Neto coleccionaba mujeres

Durante sus años de reinado en el narcotráfico, Don Neto no sólo compraba propiedades, autos y oro, también “compraba gente”, según el libro de Anabel Hernández.

Con testimonios de testigos que trabajaron con Fonseca, la periodista relata que el capo era adicto al sexo y le gustaba tener diversas amantes, a las cuales buscaba no sólo por su belleza, sino también por su fortuna.

Lucha Villa

En “Emma y las otras señoras del narco, persona que trabajaron con Don Neto recuerdan que la cantante Lucha Villa fue una de sus consentidas.

“Cuando se encontró con ‘Don Neto‘ tenía 48 años. Se quedó en la habitación con el capo cerca de dos horas (…) Ya nomás ella salió, la vi bajando con una sonrisa y unas esmeraldas gigantes color verde, con anillos y esclavas a juego”, señala el libro.
Lucha Villa, de joven

Lucha Villa, quien grabó canciones de José Alfredo Jiménez, mide 1.75, es originaria de Chihuahua y su nombre real es Luz Elena Ruiz Bejarano.

Con una voz ronca y fuerte, Lucha Villa también hizo decenas de películas en cine, pero su afición a las cirugías plásticas acabó con su carrera cuando en 1997 se realizó una liposucción que salió mal. Según las notas de aquella época, la cantante de “No discutamos más” entró en un paro cardiorespiratorio, lo que dañó su sistema nervioso para siempre.
Tras esa cirugía estética, Lucha Villa se retiró de los escenarios.

Marcela Rubiales

Uno de los testigos a los que Anabel Hernández entrevistó para su libro señaló directamente a la hija de Flor Silvestre como una de las mujeres de “Don Neto”, a quien iban a recoger para las fiestas del capo.

Media hermana de Pepe Aguilar, Marcela Rubiales fue muy popular en la década de los 80.

Alta y de piel blanca, Marcela Rubiales es hija de Flor Silvestre y Paco Malgesto. La cantante se casó con el boxeador Ricardo Arredonde y tuvo una hija con él. La pequeña falleció en febrero de 2004.

Zoyla Flor

Marcela Rubiales supuestamente introdujo a Zoyla Flor en la vida de Don Neto para relevarla. Según el libro, ambas visitaban al líder del Cártel de Guadalajara, quien les regalaba joyas y dinero, igual que a Lucha Villa. Conocida como “La morenita de voz de oro”, su carrera no prosperó durante mucho tiempo, al igual que la de Marcela Rubiales.

Antonio Aguilar

Cuenta Anabel Hernández que el padrastro de Marcela Rubiales, llegó a ser amigo de Ernesto Fonseca, Don Neto.

Su gusto por los caballos y por la figura de Lamberto Quintero unió a Antonio Aguilar y al capo, sin embargo, en el libro no se menciona que el cantante haya participado en el narcotráfico, como sí se menciona de Joan Sebastian y su hermano Federico Figueroa.