Lo que se sabe de la ejecución del ex director de la Policía de Encarnación de Díaz

Hidro (1)
Sicarios lo sorprendieron mientras caminaba por la calle y lo balearon a unos metros del edificio de la Comandancia de la Policía Preventiva.

Jalisco.- El ex-director de la Policía Municipal y actual director de Alumbrado Público de Encarnación de Díaz, Jalisco, Gerardo Germán López Serrano, fue ejecutado a balazos en la vía pública la tarde de ayer precisamente en “La Chona”.


Sicarios lo sorprendieron mientras caminaba por una calle y lo balearon a unos metros del edificio de la Comandancia de la Policía Preventiva para acabar con su vida, tras de lo cual se dieron a la fuga y no fueron detenidos.
López Serrano fue director de Seguridad Pública Municipal de Encarnación de Díaz y en la actualidad se desempeñaba como director de Alumbrado Público del mismo municipio jalisciense, gobernado por el presidente municipal panista Felipe Romo. Sus amigos lo conocían como “El Pescado”.


El homicidio se registró este jueves, alrededor de las seis de la tarde, en la calle Juárez casi esquina con El Sauz, a escasos 200 metros de la Comandancia de la Policía Municipal de “La Chona”.


De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por las autoridades, el funcionario municipal acudió a una pensión para dejar estacionado el vehículo oficial que traía a su cargo y que es propiedad del Ayuntamiento de Encarnación de Díaz.


En seguida, salió y empezó a caminar por la calle Juárez cuando de pronto fue alcanzado por una camioneta, en la que viajaban dos sicarios.
Uno de ellos le disparó en varias ocasiones con un arma de fuego corta para tratar de privarlo de la vida, tras de lo cual su cómplice aceleró la marcha para escapar a toda velocidad.


“El Pescado” cayó al piso, boca arriba.


Algunos policías que se encontraban en el edificio de la Comandancia escucharon las detonaciones y salieron de inmediato, alcanzando a observar cuando la camioneta se alejaba de inmediato.


Los oficiales se aproximaron al lugar y encontraron al agredido tirado en el suelo, por lo que pidieron la intervención de los paramédicos, que arribaron instantes después y lo revisaron, pero confirmaron que ya no presentaba signos vitales.


A simple vista le apreciaron varias heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.


El lugar fue acordonado y se rastreó la zona en busca de los sicarios, pero no fueron localizados.


Poco después arribaron agentes de la Policía Investigadora y elementos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, que realizaron las diligencias correspondientes y trasladaron el cadáver del ejecutado al Servicio Médico Forense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *