Aguascalientes, México, Viernes 21 de Julio de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Los CERESOS se han convertido en escuelas del crimen

Los Centros de Readaptación Social (CERESOS) siguen siendo un nido de corrupción y escuelas del crimen, que no cumplen con su propósito de reintegrar a la sociedad a los delincuentes. (Agencias)
16/07/2017 12:23:15

Los Centros de Readaptación Social (CERESOS) siguen siendo un nido de corrupción y escuelas del crimen que no han cumplido su propósito de reintegrar a la sociedad a los delincuentes que de ahí egresan, consideró el Presidente de la Asociación Libre de Abogados, Julio César Aguirre García. 


 


El litigante se pronunció contra los actos de tortura y discriminación que hace unos días un ex convicto puso incluso al descubierto en entrevista con HIDROCALIDO y en la que hizo referencia de que los abusos hacia los presos provienen por lo general de celadores y autoridades carcelarias. 


 


“Los CERESOS son escuela de la delincuencia”, contundente señaló Aguirre García al manifestar que el esquema de reinserción social que debería operar en el sistema carcelario del país ha sido imposible porque priva la corrupción al interior del mismo.


 


Sobre los menores infractores y la polémica discusión social respecto a la mínima posibilidad de que niños relacionados con la delincuencia sean sometidos a penas privativas de su libertad, el Presidente de la Asociación Libre de Abogados en Aguascalientes, detalló que de acuerdo al panorama que se presenta en los Centros de Internamiento para sancionar las conductas ilícitas en el país, de ninguna forma se puede considerar sana la permanencia de los adolescentes al interior de los mismos.


 


Aguirre Campos destacó que es necesaria una revisión integral en el sistema ejecutado al seno de las prisiones a fin de enfocar esfuerzos para lograr realmente una sana reinserción de ex convictos a la sociedad, sin embargo, para ello es necesario trabajar en primera instancia contra la corrupción que priva en las prisiones del país ante la omisión y complacencia de las autoridades en la materia.


 


 

Redacción