Aguascalientes, México, Viernes 20 de Octubre de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

2017 ha sido un año complicado para las tiendas de abarrotes

Impuestos, tarifas de luz e inseguridad están acabando con las tiendas de abarrotes, sustento de miles de familias. (Hidrocálido)
08/08/2017 15:25:02

Aguascalientes.- En lo que va del año, el 30% de tiendas de abarrotes han tenido que cerrar por falta de presupuesto, afectándose con ello aproximadamente a seis mil familias.


La falta de presupuesto ha llevado a la quiebra a este porcentaje de tiendas de abarrotes, además de la excesiva apertura de grandes supermercados, pues éstos les ha robado clientela.


Así lo dio a conocer Rodolfo Romo, líder de la asociación civil Mutualistas y Gremios, que agrupa a comerciantes y prestadores de servicio pequeños y medianos negocios, quien denuncia que la mayoría de los apoyos gubernamentales son para las tiendas grandes.


“El 30% de tiendas de abarrotes cierran por falta de presupuesto, porque se apoya más a las tiendas grandes. En la administración municipal pasada propusimos que se hiciera un estudio de impacto de a quién se perjudica, pero no se hizo”, mencionó.


Indicó que con este porcentaje las familias afectadas vienen siendo seis mil familias que dependen del pequeño comercio, ya que no nada más son las tiendas de abarrotes, pues se llevan entre las patas a quienes surten ahí sus productos, como gelatinas, churritos o pan.


Denunció que se sigue favoreciendo a las tiendas grandes, “realmente pagamos en tiempo y forma nuestros impuestos y cuando solicitamos un préstamo sólo nos hacen dar vueltas y vueltas”.


Comentó que las tiendas de abarrotes que han cerrado, principalmente son del Barrio de la Purísima y de la zona Centro y supuestamente la familias afectadas ahora andan de pepenadores, recolectando materiales.


“Pues la falta de apoyos se suma a que nos quieren cobrar 800 pesos, cuando la licencia vale 155 pesos y realmente no nos dan argumentos, pues ellos lo manejan de que hay muchos robos y que nosotros en nuestros negocios compramos lo robado, aunque realmente no sabemos la procedencia de lo que nos venden”, finalizó.

Redacción