Aguascalientes, México, Miercoles 17 de Octubre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Suspenden otro rastro clandestino

Uno de los sellos de suspensión en el domicilio que funcionaba como rastro clandestino. (Hidrocálidodigital)
31/12/2017 15:21:59

Aguascalientes.- En respuesta a una denuncia ciudadana, Regulación Sanitaria del ISSEA colocó sellos de suspensión de actividades en un establecimiento (rastro clandestino) que de manera irregular procesaba y distribuía para su comercialización una serie de desechos generados en el rastro de Jesús MarÌa.

Junto con la colocación de los sellos se inició el procedimiento administrativo para determinar la sanción que se aplicará en este caso, debido a que con el funcionamiento del establecimiento, que operaba en un domicilio particular ubicado a dos cuadras del rastro municipal, se violaban una serie de disposiciones sanitarias, además de que se exponía la salud de la población al no existir control alguno sobre la sanidad y los procedimientos que se seguían en el manejo de los desechos del rastro.

Al cabo de una investigación y luego de una visita de campo que se hizo al sitio que hacía las funciones  de procesador de los desechos del rastro, los verificadores comprobaron la existencia y el manejo inadecuado de una serie de desechos de los animales que son sacrificados en el rastro municipal, además de que no se contaba con la licencia sanitaria ni con permiso alguno para tal actividad, mucho menos con las instalaciones y equipos adecuados, lo que obligó a la suspensión inmediata de actividades en ese sitio.

Sobre el particular, el director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, indicó que fueron los propios vecinos del lugar los que reportaron la operación irregular del establecimiento donde se llevaba a cabo el aprovechamiento de los desechos generados por el rastro municipal, las condiciones insalubres bajo las cuales venía operando el mismo y la comercialización de productos ya procesados pero sin ningún control sanitario.

En sí, explicó, se trata de un procesador de desechos de las reses sacrificadas en el rastro de Jesús MarÌa y que al parecer operaba un empleado del mismo rastro, pero sin contar con los permisos, las instalaciones, los equipos y nada que garantice el manejo adecuado, el procesamiento y la conservación de los productos que de manera irregular se distribuían al mercado, todo lo cual exponía la salud de la población.   

El funcionario indicó que además de haber ordenado la inmediata suspensión de actividades en el establecimiento que hacía las veces de rastro clandestino o procesador de los desechos cárnicos, se notificó a las autoridades municipales para que se proceda en consecuencia ante las descargas de la sangre de los animales al drenaje y por los problemas de contaminación generados por la actividad propia que se realizaba en ese sitio.

Redacción