Aguascalientes, México, Martes 17 de Julio de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Edificio donde estuvo Hacienda se convirtió en guarida de malvivientes

El chiquero que tienen los ocupantes y al fondo la mal disimulada puerta provisional por donde entran al edificio abandonado. (Hidrocálidodigital )
12/01/2018 10:42:17

Aguascalientes.- Viven en el edificio abandonado que antes albergaba las oficinas de la Secretaría de Hacienda, en la parte inferior han hecho un boquete para retar a quienes en múltiples ocasiones han intentado restringirles el acceso a lo que en un inicio se pensó, sólo era su refugio como delincuentes, pero con el tiempo, se convirtió en su vivienda.

Se trata de por lo menos tres hombres que habitan a espaldas de las renovadas oficinas del SAT, en la calle Hacienda de la Punta. Ahí comen, duermen y se drogan.

Salen de su guarida muy puntuales, a las diez de la mañana y lo hacen para “trabajar” a veces de limpiaparabrisas, otras más de “cristaleros”. Lo que es un hecho, es que el curioso lugar se ha convertido en un “picadero” que en la colonia San Luis todos conocen, pero nadie se atreve a ingresar cuando se trata de buscar algún objeto robado.

“Salen a rondar, empiezan a cristalear, pasan las patrullas y les decimos, pero no hacen nada, se pasan de largo”, denuncian los vecinos del lugar.

Uno, dos, tres carros cristaleados, esta es una historia de todos los días. No sólo son tres los identificados, a veces se juntan al interior de ese edificio abandonado más “malvivientes”, aunque no todos han hecho de ese singular espacio su vivienda habitual.

Han pasado dos años desde que han sido denunciados por los habitantes de la zona, y nunca se ha procedido al desalojo o a la intervención policial para evitar más acciones delictivas o vandálicas.

“Hace mucho vinieron algunos policías a sacar a los marihuanos de ahí, se fueron, pero regresaron como a los 22 días, esa maderita es la que quitan y ponen para despistar que están adentro”, nos dicen señalando la improvisada puerta de aspecto diminuto.

El edificio ha sido sometido a remodelación parcial, sin embargo, su parte inferior es esta guarida de donde extraen sobre todo estéreos y partes de automóviles, según se han percatado quienes tienen sus actividades rutinarias en la zona, y es que además de ser su hogar, es también la bodega donde se guarda todo lo robado, denuncian.

Redacción