Aguascalientes, México, Domingo 21 de Enero de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Mil 34 personas fueron atendidas el año pasado por mordedura de perro

Los perritos callejeros y los que utilizan para peleas fueron los más mordelones. (Hidrocálidodigital )
12/01/2018 10:50:01

Aguascalientes.- Las mordeduras de perros se han convertido en un delicado problema de salud en el Estado, al grado que el año pasado un total de 1 mil 34 personas ingresaron a las unidades médicas y hospitalarias para ser atendidas por las lesiones que les provocaron con sus ataques sobre todo los canes callejeros y los de las razas entrenadas para pelear.

Entre las principales víctimas de los ataques caninos se encuentran los menores de edad y las mujeres que en no pocos casos resultaron con el rostro desfigurado o que tuvieron que ser sometidos a cirugías especializadas para reconstruirles los brazos y piernas dañadas por las feroces agresiones de los perros.

Aunque el año pasado disminuyó la cifra de personas atendidas por las lesiones que les fueron provocadas por los ataques de los canes, toda vez que en el 2016 se contabilizaron 1 mil 236 mientras que el año que recién concluyó se cerró con 1 mil 34, las autoridades sanitarias indicaron que no deja de ser preocupante la alta incidencia de este tipo de eventos que se registra en la Entidad, producto de la proliferación de los perros callejeros y del alto número de canes de razas agresivas que se tienen en los domicilios y negocios con fines de protección, así como de los perros entrenados para pelear.

Los poco más de mil casos de mordedura de perros que se atendieron el año pasado en las clínicas y hospitales corresponden a los casos donde las víctimas resultaron con lesiones serias, pero hay una cifra negra que bien puede duplicar ese número de eventos en virtud de que no todos los casos llegan hasta las unidades médicas, explicaron las autoridades del sector.

Las mordeduras de perro son eventos traumáticos y peligrosos que tienen una alta posibilidad de infección, especialmente si la herida no es tratada, pues se sabe que la saliva de un perro tiene una amplia gama de bacterias. En casi el 100% están presentes las bacterias dañinas y otros patógenos peligrosos que pueden serle trasmitidos a la herida de la mordedura. Los signos de que una mordedura se ha infectado incluyen un color rojizo, dolor y supuración.

Redacción