Aguascalientes, México, Martes 11 de Diciembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Subestima el GE gasto para disponer recursos y no rendir cuentas

El Estado aparece en la lista dada a conocer por el IMCO con las Entidades que subestimaron su presupuesto en el 2017. (Hidrocálidodigital )
12/10/2018 12:08:48

Aguascalientes.- El Instituto Mexicano para la Competitividad documentó que los presupuestos que anualmente votan los Congresos locales son pura simulación que favorece a la discrecionalidad en el gasto público y nunca reflejan lo que realmente se gastan los Gobiernos.

Es el caso de Aguascalientes, aparece entre la lista de Estados que en el 2017 subestimaron sus ingresos en alrededor de 30 por ciento.

Esto quiere decir, que los Gobiernos Estatales elaboran sus presupuestos para el año entrante con base en una cantidad de ingresos muy inferior a la que en realidad llega.

Por lo tanto, se cuenta con dos presupuestos, el formal, que es el que aprueban los diputados, y el que se obtiene de los remanentes del presupuesto.

Los presupuestos están basados en estimaciones de ingresos irrisorias y, que nunca reflejan lo que realmente se gasta, y permiten a los Gobiernos gastar cientos de miles de millones de pesos sin rendir cuentas a nadie.

De acuerdo a un informe del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), publicado en la Prensa nacional, los Gobiernos Estatales gastaron una sexta parte de los recursos extras en “gasto burocrático”, que consiste en salarios, materiales, servicios generales, incluyendo los viáticos o los contratos de publicidad oficial.

En algunos Estados, las subestimaciones en los ingresos resultaron absurdas, tal es el caso de los Gobiernos de Aguascalientes, Nuevo León, Durango, Hidalgo y Guerrero, que subestimaron sus ingresos en alrededor de 30 por ciento.

Las subestimaciones fueron aún mayores en Quintana Roo, con el 79 por ciento en sus ingresos en 2017; y en Veracruz, en 42 por ciento.

De acuerdo a los informes, los Gobiernos Estatales controlan cuatro de cada 10 pesos de los recursos públicos del país, y cabe destacar que en el 2017 presupuestaron más de un billón 757 mil millones de pesos y recaudaron más de dos billones de pesos.

Los Gobiernos Estatales derrochan el dinero extra de manera discrecional en los llamados “gastos burocráticos”, pero también para la compra de espacios de publicidad oficial, en viáticos o ceremonias, lo que no genera reacción alguna por parte de los diputados locales, quienes, en teoría, aprueban y vigilan la tesorería de los Estados.


 

Redacción