Aguascalientes, México, Jueves 13 de Diciembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

La Entrevista: Rodolfo Naró

El poeta y escritor Rodolfo Naró nos cuenta sobre su vida, inspiración y los sueños que le faltan por cumplir. (Hidrocálido )
08/12/2018 13:30:32

Aguascalientes.- El poeta y escritor Rodolfo Naró, quien recientemente presentó en la Feria Internacional de Libro (FIL) “Un corazón para Eva”, en entrevista para Hidrocálido nos platica acerca de esta su más reciente novela, pero también nos comparte aspectos importantes de su vida, su fuente de inspiración y algunos de los sueños que aún le faltan por llevar cabo.  


 


Platíquenos, ¿de dónde es usted originario, hablemos un poco de su niñez y cómo han cambiado las cosas de aquel entonces a como es ahora, además, qué fue lo que le hizo inclinarse por la poesía y la escritura, desde niño ya le gustaba escribir?


Nací en Tequila, Jalisco, la recuerdo como un Jalisco y un Tequila muy de provincia, muy tranquilo con una vida muy familiar, ahora rebasado por la violencia y el narcotráfico que ha tocado distintas aristas de la sociedad, creo que ha cambiado eso, a diferencia de hace 25 o 30 años cuando yo vivía acá en Jalisco.


De niño tuve un problema de columna, el cual derivó de una operación que me hicieron de columna a los 16 años y en mi infancia pasaba por muchos ratos de inmovilidad por posiciones que tenía que adoptar para supuestamente corregir la columna, pero no funcionaban y en esos ratos de inmovilidad que pasaba, mi madre me leía para entretenerme, pero curiosamente no leía libros para niños, es una muy buena lectora, y leía el libro en voz alta y eran libros para adultos, ahí creo que empezó un poco mi precocidad porque vi las distintas formas del amor a través de estas novelas rosas que leía mi madre y a través de la lectura de mi madre escuche muchas biografías, porque a ella le gustaba mucho leer biografías de los zares de Rusia, de la Reina Victoria, de los reyes católicos, entonces eso fue lo que aprendí, pero a partir de la adolescencia fui escogiendo mis lecturas, pero las primeras digamos que no fueron Julio Verne, sino más bien Jean Plaidy, Daniel Estulin, que era lo que mi madre me leía.


A usted se le conoce como el poeta del amor, se sabe de su admiración por las mujeres, ¿qué es lo que le hace escribir de esta manera y por qué estudió Ciencias de la Comunicación, deseaba acaso ser periodista?


Me considero un poeta, principalmente, y creo que el amor y la mujeres siguen siendo un gran misterio sin resolver y yo trato de resolver y acercarme a esos misterios y no lo he logrado, pero sigo en el intento a través de mi literatura y libros de poesía.


Estudié Ciencias de la Comunicación, pero el hecho de no ejercer como periodista fue porque tuve una mala orientación vocacional, realmente debí de haber estudiado Letras o Literatura, pero no sabía, a mis 18 o 19 años no había tanta información como ahora y estudié Ciencias de la Comunicación enfocado al periodismo porque según quería ser periodista, pero realmente lo que a mi me interesaba eran las letras, pero como en mi casa siempre se han leído muchos periódicos, creía que el acercamiento mío hacia las letras tendría que ser con el periodismo y no por la literatura, pero eso lo vine a descubrir ya avanzados los veintitantos años.


Ahora, hablemos de su presentación en la FIL y de “Un corazón para Eva”, su más reciente novela, la cual tuvo la oportunidad de presentar en este escenario tan importante, ¿de qué trata y cuál fue su fuente de inspiración para lograrla? 


“Un corazón para Eva” es una novela que se desarrolla en Guadalajara en el 2016, es una historia muy actual y habla de un amor muy juvenil de Eva y Katty, la novela comienza cuando Eva cumple 17 años y tiene un ataque epiléptico, esto pone a prueba sus relaciones personales de amiga, de familia y sobre todo tambalea su relación con Katy, es una novela de crecimiento que va sobre enfrentar los retos que la vida nos pone y que son ineludibles como la salud, se desarrolla en Guadalajara porque ahí viví mi juventud y es una ciudad y sociedad que conozco muy bien, que creo que puede ser muy parecida a la sociedad de Aguascalientes, que es una sociedad más familiar, más conservadora con valores más arraigados en la familia.


Mi sobrina María, la hija mayor de mi hermana y que es mi sobrina favorita, ella resultó con un primer ataque epiléptico a la edad de 17 años y eso nos cambió la vida en la familia porque es un padecimiento que no se tenía y a partir de ahí comencé a tomar notas sobre la enfermedad y sus consecuencias y al final de un año me di cuenta de que tenía material suficiente para concluir una novela, le presenté el proyecto a Planeta y ellos me dijeron que sí, pero que fueran tres novelas y va a ser una saga con el personaje principal de esta chica Eva, la segunda entrega el próximo año y la tercera entrega en el 2020.


Rodolfo, ¿hay alguna mujer que usted admire en particular, de todos sus escritos, ¿cuál es el que usted más disfruta y, finalmente, nos gustaría que nos compartiera, qué le faltaría por cumplir tanto en el ámbito profesional como en el personal?


Creo que admiro a las mujeres que se levantan todas las mañanas a trabajar y que tienen uno, dos o tres hijos, que los dejan en la escuela, las veo en el trayecto, en el metro, terminando su maquillaje, enchinándose las pestañas con la cuchara de la cocina y que sacan adelante a sus hijos, podríamos resumir que a las madres solteras que sacan adelante a sus hijos a base de mucho trabajo y sacrificio estas podrían ser las mujeres que más admiro.


Todos mis libros me gustan, aunque siento muy cercana la novela “Cállate niña”, que es mi novela anterior, es una historia de una bailarina clásica y un fotógrafo de guerra, la novela está contada a través de la mirada de una mujer, cómo sienten la mujeres el amor o el desamor o lo que llamamos la pérdida del amor de su vida, porque la novela comienza a partir del rompimiento como pareja y a partir de ese momento ella comienza a hablar y a contar la historia de cambios; en el caso de la poesía, me gusta un poema de largo aliento que está en mi libro “Lo que dejó tu adiós” que se llama “Árbol de la vida”.


Mi carrera apenas comienza, la de escritor es una carrera de largo aliento, entre más viejo es el escritor, tiene más vivencias, es contrario a la carrera del deportista que es más corta, la vida del escritor, al contrario, entre más viejo aparentemente va escribir mejor, tengo tres novelas publicadas y 8 libros de poesía, de los cuales 6 están compilados en la antología “Lo que dejó tu adiós” y todavía tengo mucho por escribir.


Personalmente me gustaría viajar un poco mas, últimamente no lo he hecho mucho y creo que, por mi oficio como escritor, los viajes nos dan experiencia e inspiración, fuera de México me gustaría visitar Latinoamérica, volver a Buenos Aires, conocer Quito, Bogotá y Lima, que son ciudades que tengo pendiente visitar.

Elizabeth Rodríguez
Hidrocálido