Aguascalientes, México, Martes 23 de Julio de 2019
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Que sigue tráfico, por medio de paquetería, de sustancias anabolizantes

Drogas anabolizantes decomisadas en empresas de paquetería. (Hidrocálidodigital )
15/04/2019 11:16:54

Aguascalientes.- El tráfico de anabólicos y esteroides alcanza ya niveles escandalosos y se está dando principalmente a través de las empresas de paquetería y mensajería, sostuvo el titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Octavio Jiménez Macías, tras revelar que no han sido pocos los aseguramientos que se han realizado de importantes lotes de este tipo de productos.

“Es serio el tráfico que se está dando de estos productos, pero lo más delicado resulta ser el hecho de que se está haciendo un uso indiscriminado de los mismos sobre todo entre jóvenes de 15 a 18 años de edad que acuden a los gimnasios y que piensan que su consumo les permitirá tener en cuestión de días un cuerpo musculoso, cuando en realidad están exponiendo su organismo”, advirtió.

Por los constantes aseguramientos que se han realizado se ha podido comprobar que lamentablemente sigue el flujo continuo de este tipo de productos de origen extranjero sin ninguna vigilancia, pues para ello se están utilizando a las empresas de mensajería y paquetería, con las que se entrará en contacto para buscarle una salida a este que se ha convertido en un problema delicado, tanto por el tráfico que se da de los anabólicos y los esteroides, como por el impacto que pueden provocar en órganos vitales de quienes los consumen, como es el caso del hígado, páncreas y corazón.

“El problema que se tiene con los anabólicos es que lleguen a manos de personas que sin escrúpulos los recomienden para aumentar la masa muscular sin ninguna vigilancia, entonces el problema es serio porque se genera un riesgo potencial de daños a la salud sin tener una evaluación como tal por un área médica para determinar la dosis, si es necesario o no su uso y el tipo”, subrayó el funcionario del ISSEA.

La otra cosa que igualmente es muy delicada, es que algunas personas de manera directa los compren y se los apliquen, obviamente en ambos casos el peligro es el mismo, ya sabemos todos los riesgos colaterales que llevan estos productos como daños a los testículos, al hígado y al páncreas, y si se esfuerza el organismo, pueden provocar problemas cardíacos y hasta la muerte, como ya ha ocurrido en no pocos casos de muertes sorpresivas de personas jóvenes que acuden a los gimnasios.

Redacción