Aguascalientes, México, Miercoles 19 de Junio de 2019
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Violento fin de la protesta de camioneros

Esta situacin de violencia provoc el desconcierto de quienes en ese momento se manifestaban en la calle Madero a la altura de la Plaza de la Patria (Hidrocalidodigital)
20/05/2019 21:22:20

Aguascalientes, Ags.-Estalló la violencia en la calle Madero y Moctezuma al ordenarse la utilización de la fuerza pública para terminar con una manifestación de camioneros que demandaba apoyo para la compra de nuevos camiones urbanos, los cuales recibieron golpes, ser arrastrados y subidos a unidades de la Policía Estatal, en una zacapela que subió de intensidad al incursionar los granaderos a disolver este movimiento de concesionarios, choferes y sus familiares.

Por primera vez en Aguascalientes el Gobierno del Estado ordenó la utilización y el ingreso de los granaderos para disolver una manifestación, que inició minutos después de las seis de la mañana de este lunes y cuya fuerza pública fue utilizada para devolverle la seguridad a todos los habitantes, según dijo el propio secretario de Seguridad Pública Estatal, Porfirio Sánchez.

El reloj apenas y marcaba las 9:30 de la mañana y tras una tensa calma de una hora, se observó ingresar por la calle de Moctezuma a varios elementos antimotines de la Policía Estatal seguidos por varias grúas, las cuales comenzaron a enganchar a los camiones urbanos para desalojar esta vialidad en pleno centro de la ciudad, lo que generó la molestia de sus propietarios, de los choferes y de sus familiares, por lo que la zacapela inició en ese momento.

Esto provocó que los concesionarios de los camiones urbanos, pero de la misma manera sus choferes y las esposas e hijos de éstos, trataran de oponerse a este operativo, por lo que se ordenó la detención de los manifestantes acusados de el delito de resistencia de particulares y algunos de los manifestantes fueron golpeados y otros llevados a la fuerza y arrastrados para ser conducidos a una camioneta de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Esta situación de violencia provocó el desconcierto de quienes en ese momento se manifestaban en la calle Madero a la altura de la Plaza de la Patria y los cuales desde las siete de la mañana demandaban un piso parejo por parte del Gobierno del Estado, pues no solamente no les había otorgado dinero para la compra de camiones nuevos, como sucedió con el concesionario que tiene las unidades chinas, sino que había iniciado operativos para la detención de los camiones a los que ya no se le reconocieron las concesiones.

Ante la manifestación arribó el secretario de Seguridad Pública Estatal para exigir a los manifestantes que le dejaron la circulación libre sobre la calle Madero la cual estaba detenida desde ese lugar hasta la calle Cosío.

Esto no es una negociación para iniciar el diálogo, sino la solicitud de que nos dejen la vía libre, pues yo soy el encargado de la seguridad y ésta es mi responsabilidad, le dijo al concesionario Manuel de la Cruz, que era uno de los manifestantes en la calle Madero.

Las cosas así continuaron en lo que se convirtió como una tensa calma por más de una hora, por lo que minutos después de las 9:30 de la mañana se ordenó que ingresaran los policías antimotines y que se desalojara por la fuerza a los manifestantes, lo cual finalmente sucedió ante el desconcierto de unos y el llanto de mujeres y niños, que también asistieron a esta manifestación, al responsabilizar al Gobierno del Estado de que sus esposos o ellas mismas se estaban quedando sin trabajo.

Minutos después, en la esquina de Moctezuma y Madero, todo se convirtió en un descontrol por parte de los manifestantes, pues algunos señalaron que fueron utilizados en su contra los toletes y otros más intentaron oponerse a las detenciones, por lo que finalmente fueron conducidos a la Fiscalía General del Estado, la cual se encargará de su situación jurídica tras las investigaciones realizadas.

Tras todo esto, los concesionarios que se manifestaban en el lugar optaron por retirarse, pues sostendrían una reunión en la propia ATUSA para analizar la situación que privó este lunes por la mañana en la calle Madero.

En esta vialidad privó el desconcierto entre muchas mujeres las cuales señalaron que se habían llevado a sus esposos y ahora desconocían qué es lo que sucederá, pues además de que se habían quedado sin empleo habían sido detenidos y entre llantos señalar que lo único que querían era una oportunidad de trabajo para sus esposos y sus familias.

Redaccin Hidrocalidodigital