Aguascalientes, México, Sabado 6 de Junio de 2020
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Estacionamientos se quedaron vacíos

Imagen de un estacionamiento del primer cuadro. (Hidrocálidodigital )
30/03/2020 12:13:55

Aguascalientes.- Los dueños de los estacionamientos públicos de la Zona Centro empezaron a tomar medidas desesperadas como el cierre temporal y en el mejor de los casos, la reducción en la tarifa para tratar de recuperar parte de la clientela que dejó de utilizar el servicio a causa de la cuarentena ordenada por la amenaza del coronavirus.

En recorrido realizado por calles céntricas como Madero, Juan de Montoro, Venustiano Carranza, Nieto, Arturo J. Pani y Manuel M. Ponce, entre varias más, HIDROCÁLIDO constató que los establecimientos con renta de cajones para el resguardo de los vehículos que no suspendieron actividades, se vieron obligados a bajar desde cinco, seis y hasta siete pesos la tarifa por hora.

De estar cobrando de 12 a 14 pesos la hora, estacionamientos cercanos a la Plaza de la Patria bajaron el costo de su servicio hasta los seis pesos, aunque la reducción todavía es más considerable en el caso de negocios del ramo que se ubican en la zona de antros de la calle Venustiano Carranza, ya que de estar condicionando el uso de los cajones a pagar por tiempo ilimitado o bien, de estar aplicando la tarifa más alta que es de 16 pesos la hora, se pusieron en “oferta” al cobrar siete pesos la hora, con tal de recuperar algo de clientela.

Empleados de los estacionamientos públicos coincidieron en manifestar que la anterior resultó ser la semana más mala para ese tipo de negocios en lo que va del año y en mucho tiempo más.

, puesto que al día resultaron ser contados los dueños de vehículos que utilizaron los cajones, debido a que la actividad comercial y el movimiento de vehículos en la Zona Centro se cayeron en forma estrepitosa por las recomendaciones que emitieron las autoridades de Salud para que se evitara salir a la calle.

El viernes, sábado y ayer domingo fueron prácticamente días muertos para los estacionamientos públicos por la escasa demanda que hubo del servicio, al grado de que muchos dueños de esos negocios prefirieron mantener cerrados sus establecimientos para ahorrarse el gasto en el pago de empleados y por los servicios utilizados para el funcionamiento de los locales para el resguardo de los vehículos.

Redacción