Los océanos serán claves para asegurar para el abastecemiento mundial en 2050

Los océanos serán claves para asegurar para el abastecemiento mundial en 2050

Madrid, 19 ago (EFE).- La producción mundial de alimentos de origen marino podría aumentar entre 21 y 44 millones de toneladas para el año 2050, lo que supone entre el 12 y el 25 por ciento del aumento de toda la proteína animal necesaria para alimentar a 9.800 millones de personas a mediados de siglo, según un estudio publicado hoy, miércoles, en la revista Nature.

La investigación, no obstante, advierte de que conseguir ese aumento en la producción de alimentos de manera sostenible dependerá de tres factores: reformas políticas, innovación tecnológica y evolución de la demanda futura.

El estudio, realizado por científicos de instituciones de Argentina, Chile, China, Japón, Malasia, México, Noruega, Sudáfrica, Estados Unidos y la Universidad de Vigo (España), recuerda que en un planeta en el que los recursos son limitados, tanto en tierra como en los océanos, y en el que la población crece de manera exponencial, el abastecimiento mundial de alimentos sin comprometer a los ecosistemas es un reto incierto.

Actualmente, los alimentos procedentes del mar, producidos a partir de las capturas pesqueras (pesquerías) y las explotaciones o granjas pesqueras (maricultura), representan solo el 17% de la producción anual de proteínas de origen animal que se consumen en el mundo, pero podrían desempeñar un papel mucho más importante en la seguridad alimentaria y nutricional mundial y proporcionar hasta un 25%.

En este trabajo, liderado por el economista de la Universidad de California, Christopher Costello, los científicos han analizado los datos de 4.702 pesquerías para simular su producción en las próximas décadas y calcular el potencial de la maricultura en el mundo.

Para ello, los investigadores se basaron en el suministro mundial de alimentos procedente de dos fuentes: la pesca y la cría de peces marinos y moluscos bivalvos, y sobre esos datos, realizaron proyecciones para el 2050, utilizando modelos bioeconómicos que tienen en cuenta factores como la gestión económica y las limitaciones en materia de alimentación.

Las conclusiones indican que ambos sectores, y especialmente el de la maricultura, “son capaces de producir de manera sostenible una cantidad de alimentos sustancialmente mayor que la actual pero teniendo en cuenta algunas limitaciones o supuestos”, explica a Efe Elena Ojea, investigadora de la Universidad de Vigo y coautora del trabajo.

Según el estudio, los océanos podrían producir como mínimo 21 millones de toneladas más cada año pero para ello hay que asegurar la capacidad biológica de los océanos para producir acuicultura y pesca, que la demanda se ajuste a la capacidad productiva de esos ecosistemas, y que la gestión sea sostenible (evitar la sobrepesca y mejorar las técnicas de maricultura).

“Hoy en día podríamos mejorar la producción marina con esas tres cosas: ajustando la demanda hacia una comida más sostenible del océano, con mucha innovación tecnológica, y usando las políticas que dan lugar a una gestión sostenible. Realmente solo hace falta voluntad política internacional”, concreta la investigadora española.

“El mensaje de nuestro trabajo está claro: combatiendo la sobrepesca y mejorando la maricultura -evitando impactos ambientales- podremos producir mucho más”, insiste Ojea.

Por último, el estudio también advierte de que el suministro de los alimentos de origen marino podría ser sustancialmente distinto en el futuro: mientras que hoy en día predominan las capturas de las pesquerías, a mediados de siglo, hasta el 44% de los alimentos de origen marino podrían proceder de la maricultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *