Mujeres pierden empleos en turismo, entretenimiento, ventas y salud

Una mujer buscando trabajo
Para las empresas, contar con mujeres en cargos de dirección ejecutiva puede incrementar sus resultados financieros y generar ventajas competitivas

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- Los sectores con predominio de mujeres profesionales, como turismo, entretenimiento, ventas y salud, son los de mayor impacto en pérdidas de empleo, por la pandemia, y los más complicados en recuperación.

Desarrollar nuevas habilidades y formar a más jóvenes en carreras orientadas a tecnología y ciencias, será la ventaja competitiva para que recuperen terreno en el ámbito profesional y se posicionen en puestos de mayor responsabilidad, señaló Mónica Flores, presidente de ManpowerGroup Latam.

“Debemos aprovechar la natural propensión a tener las habilidades demandadas en el siglo 21, con la formación de competencias STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), para crear modelos sustentables donde las mujeres tengan participación y más independencia económica. Para disminuir los niveles de violencia y la repetición de estereotipos, el enfoque es mujeres independientes en lo financiero”, dijo Barragán durante su participación en el Women Economic Forum, en España, desarrollado en esta ocasión de manera virtual.

Las empresas, por su parte, deben convertirse en organizaciones que prometan a las mujeres la capacidad de aprender nuevas habilidades transversales y desarrollarse, precisó Flores Barragán.

Una formación o entrenamiento que involucre cualquiera de las competencias STEM ayuda a que las mujeres se posicionen en cualquier de las áreas que hoy tienen una importante salida profesional. Flores precisó que la investigación y exploración, destrezas STEM, son clave para despertar el interés en querer saber más sobre un negocio o empresa, aprender a diseñar modelos de trabajo propios, desarrollar un pensamiento crítico y otras cualidades con gran demanda en periodos de crisis.

Creatividad y el liderazgo, como parte de las destrezas sociales, también tienen una demanda creciente en las empresas y son el tipo de habilidades que se pueden transferir de un trabajo a otro, entre industrias, pero solo uno de cada cinco empleadores (19%) está invirtiendo en programas de perfeccionamiento de competencias centrados en las habilidades sociales, arrojó el informe “La Revolución de Habilidades”, de ManpowerGroup, en el que se revela el impacto del COVID-19 en la digitalización y las soluciones innovadoras de la fuerza laboral.

 

Mayores desafíos en América Latina

Para las empresas, contar con mujeres en cargos de dirección ejecutiva puede incrementar sus resultados financieros y generar ventajas competitivas, de manera particular en un periodo de crisis, pues son ellas las que suelen promover de manera más activa la capacitación y la superación. Ésta fue una de las conclusiones a las que se llegó en diversas ponencias del Women Economic Forum.

Mónica Flores puntualizó que si bien existen avances, la pandemia ha agudizado una realidad para el mercado laboral, y ésta consiste en que las mujeres no alcanzan equidad profesional, pero además están más expuestas a perder su fuente de empleo y, en muchos casos, son víctimas de violencia psicológica y física en los hogares.

“Las cifras al respecto son contundentes, nos ha tomado muchos años llegar a los niveles en Europa, donde 33% de la participación en puestos de alta dirección y consejos está representado por mujeres. En América Latica sumamos menos del 25%”, aclaró la presidente de ManpowerGroup.

Aseveró que el cambio no ocurrirá con rapidez mientras no se cumpla con dos elementos. El primero es romper con la idea de que hay carreras para mujeres y otras para hombres. Además, los estereotipos sobre cómo es la vida laboral de las mujeres sigue siendo “un fantasma” en su desarrollo. El estereotipo que prevalece es el de mujeres felices en su trabajo, pero infelices en su vida personal y social.

“Este tipo de perspectiva son un lastre. Son modelos que se han perpetuado, que condenan al fracaso como economía y nos impide generar negocios sustentables”, agregó la directiva.

Por lo tanto, las mujeres, así como las marcas y las organizaciones deben alinearse bajo nuevas perspectivas, visiones post crisis, donde ellas tienen la capacidad de elegir qué habilidades deben desarrollar, qué tipo de carrera buscan desarrollar y no centrarse en que el mercado profesional y la vida en la empresa las espera solo para cumplir ciertos roles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *