Aguascalientes, México, Martes 21 de Noviembre de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Los Topos, voluntarios que trabajan sin descanso en el peor seísmo de México

Voluntarios y miembros de Protección Civil trabajan en un centro de acopio instalado en las inmediaciones de Ciudad Universitaria, hoy domingo, 10 de septiembre de 2017, en Ciudad de México (México). EFE (EFE)
10/09/2017 22:20:01 Juchitán de Zaragoza (México), 10 sep (EFE).- La brigada de rescate Topos Tlatelolco es una de las tantas entidades civiles volcadas en la búsqueda de víctimas del terremoto acontecido en México y, tras pasar la fase más crítica, ahora brindan apoyo a los damnificados.
En Juchitán de Zaragoza, la ciudad del estado de Oaxaca más castigada por el sismo de 8,2 en la escala de Richter, Óscar Guevara y otros cinco compañeros ayudan a la familia Vera a quitar sus pertenencias de la parte más perjudicada de su hogar.
"En este operativo nosotros venimos 26. Se nos hace un llamado a través de la presidencia de Juchitán", cuenta Guevara, coordinador operativo del la brigada en esta misión en Oaxaca.
Su grupo arribó este domingo a Juchitán desde la Ciudad de México, cuando las labores de búsqueda y rescate de personas entre los escombros ya había finalizado, por lo que ahora se centrarán en atender necesidades de las personas.
Al lugar de los hechos, traen un equipo multifuncional de ingenieros, doctores y rescatistas para realizar actividades tan diversas como evaluar estructuras, recuperar objetos o dar ayuda humanitaria y apoyo psicológico.
En este caso, trabajan mano a mano con la Policía Federal y en coordinación con Protección Civil.
"Lo que hacemos es evaluar las casas cuando tienen el riesgo de colapso. Nosotros ponemos una cinta para que no sea habitable y antes de poner la cinta se les apoya en recuperar las pertenencias", explicó.
Guevara, que ha participado en otros operativos en catástrofes, destacó que en Juchitán -que registra 36 muertos de los 90 en el país por el movimiento telúrico- el mayor problema se debió a que hay construcciones muy viejas.
Pese a que para quienes lo han perdido todo "fue un daño tremendo, dentro de lo que cabe es una emergencia que se pudo controlar en los primeros días", apuntó ese médico de profesión brigadista en esta asociación civil.
Los Topos Tlatelolco no son los únicos voluntarios en la catástrofe, pues en los últimos días han brindado ayuda otras brigadas, como la Birta Topos Azteca, especializada en el rescate en infraestructuras dañadas.
También grupos de bomberos voluntarios y decenas de particulares, que se han puesto a disposición de órganos como Protección Civil de Juchitán para socorrer a los más necesitados y empezar la reconstrucción de la ciudad.
Y muchos vecinos que ayudan por su cuenta, repartiendo alimentos o agua.
EFE