Aguascalientes, México, Lunes 30 de Mayo de 2016
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Chivas y Televisa

27/05/2016 |
Televisa sigue pesando, pero ya no es la empresa todopoderosa que era todavía hace algunos años. El Internet, la televisión de paga, el hecho de que venga una tercera cadena a competirle, y su enemigo número uno, Carlos Slim, han mermado visiblemente su poder.
La semana pasada nos tomó por sorpresa a todos el anuncio que hizo el dueño de Chivas, Jorge Vergara, de que Chivas no iba a renovar con Televisa. Horas después anunció que los partidos de Chivas como local serían transmitidos por Chivas TV, un canal de televisión que se transmitirá por Internet. El Rebaño Sagrado tiene en México a cerca de 30 millones de seguidores; es sin duda el equipo más popular del país. No hay un estudio claro de cuántos de esos 30 millones de aficionados se quedarían sin ver a su equipo si el anuncio de Vergara se cumple en sus términos.
Apenas este jueves la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) dio a conocer un informe en el que detalla que el 51 por ciento de los mexicanos tiene acceso a la red. Son, según la AMIPCI, 53.9 millones de mexicanos. En contraparte, la televisión abierta tiene una penetración superior al 95 por ciento en todo el país. O sea que, sin tener números claros pero guiándonos por estas cifras, podríamos señalar que Vergara dejaría sin sus Chivas a la mitad de sus seguidores. ¿Es mucho arriesgarse no creen? Por eso es que hay que tomar con cautela el anuncio de Vergara ya que en el horizonte tiene dos alternativas que podría tomar por lo interesantes que son. La primera de ellas es hacer una alianza con Carlos Slim, que cabe mencionar siempre se ha dicho que ha estado interesado en adquirir el equipo, a través de su plataforma de televisión Claro TV que está por lanzar próximamente. La segunda alternativa, mucho más atractiva por el alcance que tiene, es que los partidos de Chivas se transmitan por la nueva cadena de televisión abierta que está por arrancar en pocos meses, propiedad de Olegario Vázquez Raña. Esta cadena tendrá de entrada una penetración de cerca del 90 por ciento en todos los hogares de México.
Pero por lo pronto el golpe está dado. Televisa no logró retener dentro de su programación al equipo número uno del país, pese a que le pagaba más de 30 millones de dólares anuales por derechos de exclusividad, lo que sin duda es una muestra de que algo anda mal en la televisora propiedad de Emilio Azcárraga. Hace diez años era imposible que una final de la Liga no se transmitiera completa en los canales de Televisa. Luego comenzamos a ver los partido de ida en Televisa y los de vuelta en TV Azteca, o viceversa. Hace un año vimos por primera vez en la historia una final, tanto en la ida como en la vuelta, en televisión de paga. Ahora ya no veremos a Chivas en la televisora de San Ángel. Pero no sólo es el futbol. Por primera vez en décadas, Televisa no podrá transmitir ningún evento de los Juegos Olímpicos, ni la espectacular inauguración ni nada, porque Slim compró los derechos de exclusividad y se los dio a canales de televisión de paga.

@enricoags