Aguascalientes, México, Sabado 27 de Agosto de 2016
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Fox, el renacido

26/08/2016 |
Vicente Fox comienza a caer bien muy probablemente porque por primera vez desde que asumió el poder en el año 2000 está empezando a decir cosas coherentes. Lo que señaló el pasado fin de semana en relación al llamado "tres de tres" es verdad: es una mamada. Y perdón la palabra pero así lo dijo. Quizá no sea muy sutil y propio el que un ex presidente de México hable de esa manera, pero la gente está harta de sutilezas y de buenos modales. La gente, sobre todo nosotros los jóvenes pero también muchos adultos, quieren oír verdades.
El ex mandatario ha tenido en los dos últimos meses una intensa actividad en medios de comunicación en donde, sin miramientos, ha hablado de todos los temas, cómodos o incómodos, que se le han cuestionado: su postura respecto a la legalización de las drogas, su pleito con Felipe Calderón, su opinión sobre Enrique Peña Nieto, su opinión sobre el PAN, sobre López Obrador y su tema bandera, la candidatura de Donald Trump a la presidencia de EUA.
En este intenso recorrido por los medios el ex presidente de la República ha destacado por tres cosas: su claridad a la hora de hablar sobre cualquier tema, el lenguaje campechano que conecta con el grueso de la gente y, yo le agregaría, su perfecto inglés, algo que podría ser irrelevante pero que no lo es sobre todo ahora que el actual presidente no hila un enunciado en el idioma más importante del mundo.
Pese a ser de derecha y fervientemente católico, o al menos eso dice, Vicente Fox tiene opiniones en algunos tópicos controvertidas que seguro ponen furiosos a los más conservadores de México. Por ejemplo, su postura radical de legalizar la producción, distribución y consumo de todas las drogas. ¿De todas? Le preguntan siempre. Sí, de todas, responde. Y luego esgrime un argumento por cierto muy teológico asegurando que Dios nos dio a los seres humanos el libre albedrío para decidir qué hacer con nuestro cuerpo y espíritu sin que nadie nos pudiera decir nada.
Tomando una postura más bien libertaria (nula intervención del gobierno en la vida de la gente), Fox dice que el Estado no puede impedirle a las personas que quieran drogarse hacerlo.
No obstante, el tema bandera de Fox es otro en estos momentos: Donald Trump. Curiosamente, no sé si a petición del gobierno federal o por iniciativa propia, se ha convertido en el más férreo defensor de nuestro país ante los ataques del candidato republicano.
Fox tiene la ventaja de que puede decir lo que se le pegue la gana porque finalmente él ya fue presidente. Allí radica su libertad. Pero es que en México estábamos acostumbrados a que hasta los ex presidentes se callaban o hablaban en clave. Por eso nos sorprende las libertades que se toma Vicente. En una reciente entrevista que le hicieron en un talk show estadounidense para Netflix, Fox dijo sobre Trump que de llegar este último a la Casa Blanca y ejecutar las políticas que asegura llevará a cabo contra México, entonces nuestro país podría buscarse a otros aliados como Rusia o China lo que en consecuencia provocaría el resurgimiento de la guerra fría pero con un ingrediente nuevo, un país vecino y con una frontera muy porosa como enemigo. ¡Vaya declaración!
Esta visión quizá sea apocalíptica pero alguien se lo tenía que decir a Trump y a los estadounidenses. Fox asumió ese papel.
Por esa y por otras razones, algunas que ya expuse, Fox es hoy nuevamente popular. Está renaciendo luego de años de estar confinado a una posición más bien de bufón.

@enricoags