Aguascalientes, México, Miercoles 7 de Diciembre de 2016
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

07/12/2016 |
La eminencia gris

Detrás del “loco y payaso” presidente electo de los Estados Unidos hay una persona de apenas 35 años, pensante y conciliadora, que podría convertirse, durante los próximos cuatro años, en el poder detrás del trono en la oficina oval. Su nombre es Jared Kushner, tiene 35 años, es judío, multimillonario y es el yerno de Donald Trump.

Este joven magnate inmobiliario, dueño de un influyente semanario neoyorquino, es rico de nacimiento. Su padre es un poderoso empresario del ramo que durante años apoyó con cuantiosas donaciones económicas a candidatos del Partido Demócrata. Hace diez años fue encarcelado por un escándalo de corrupción. El Fiscal encargado de ponerlo tras las rejas fue Chris Christie, el hoy caído en desgracia gobernador de Nueva Jersey que pese a ser muy cercano a Trump se dice fue descartado de cualquier posición en el nuevo Gobierno por que así lo quiso el yerno. Le debía una y se la cobró duro.

Con la familia no se mete.

Hace algunos años, cuando las cosas se le vinieron encima de Kushner, el joven empresario, a pesar de que no tenía ni 25 años no se amilanó. Por el contrario, con la frente en alto sacó a flote la poderosa empresa de su padre a quien siempre le fue leal. Nunca dejó de visitarlo en prisión el tiempo que ahí duró.

Mesurado, conciliador, amable, sumamente inteligente y por demás discreto, son algunos de los adjetivos que los distintos Medios de comunicación del mundo le han puesto al yerno más poderoso del planeta que se perfile para convertirse en la persona influyente en el primer círculo de Donald Trump durante su mandato. Por ley, Trump no lo puede nombrar su jefe de Gabinete, pero seguro podrá crear alguna otra figura para tenerlo siempre cerca, en los momentos más decisivos de su Administración. Tanta será su cercanía con su suegro, que Ivanka y él están buscando casa en Washington, en donde residirán para estar cerca del presidente. 

Cuando Donald Trump jure el cargo como el presidente 45 de los Estados Unidos, su yerno habrá cumplido recién los 36 años. Nació un 10 de enero. A su corta edad, con una destacada trayectoria como empresario y editor, y con fama de hijo leal hasta la muerte con su padre, el esposo de Ivanka podría convertirse en la eminencia gris del hombre más poderoso del mundo.

Ese hombre que tiene asustado a medio mundo por sus actos y declaraciones explosivas al menos tendrá siempre hablándole al oído a un tipo pensante y mesurado que podría servir para calmar a Trump y para que su presidencia, dentro de lo que cabe, sea exitosa.

Además, como judío y conciliador que es, Kushner -ya se dice en los corrillos- podría ser el encargado especial para intentar arreglar el eterno conflicto en medio oriente entre Israel y Palestina.

@enricoags