Aguascalientes, México, Domingo 22 de Octubre de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

El tufo de Putin

20/10/2017 |
Acá en España, donde estoy ahora, el conflicto de Cataluña tiene un tufo muy característico. Uno que se ha olido en prácticamente todos los grandes conflictos que se han dado en Occidente en los últimos años. El tufo de Vladimir Putin.

Desde que se celebró el falso referéndum del pasado primero de octubre, ningún líder ni de Europa ni de América, ni siquiera de Asia, ha salido a apoyar la postura de Cataluña. Vamos, ni Donald Trump, experto en ir a contracorriente, apoyó lo sucedido ese día. Por el contrario, en una visita posterior de Mariano Rajoy a la Casa Blanca, el presidente de EUA, muy a su estilo, dijo que la salida de Cataluña de España sería una tontería.

Ayer habló por primera vez sobre este asunto el que para muchos, incluyéndome, es el hombre más poderoso del mundo. Vladimir Putin, en una extensa conferencia de prensa, se dijo muy preocupado por la situación de Cataluña. Y lo dijo sin atisbos, directo como es él. "Cataluña es un claro ejemplo del doble rasero en el mundo, ¿Kosovo pudo tener un referéndum, pero Crimea y Cataluña no? "Los propios países de la Unión Europea han provocado el aumento de los movimientos separatistas en Europa al apoyar a Kosovo, y ahora sufren por ello, como en el caso de Cataluña".

El doble rasero al que se refiere Vladimir Putin es al orden mundial establecido todavía en el que la inmensa mayoría de los países de Occidente se alinean casi siempre en las cuestiones de la geopolítica más importantes a la línea dictada por Estados Unidos. Y esa hegemonía es la que quiere romper el líder ruso. Ese equilibrio entre la UE y los Estados Unidos es el que quiere destruir el ex-agente de la KGB. Sabe, y lo ha ido logrando con éxito notable, que desestabilizar a Europa y a Estados Unidos beneficiará directamente los intereses rusos en el mundo.

Su estrategia es la más común de todas, pero una de las más difíciles de poner en marcha sobre todo a escala global: divide y vencerás. Y Putin está dividiendo. Está dividiendo a los países integrantes de la OTAN, está dividiendo a los países miembros de la Unión Europea y ahora, parece, va por las regiones independentistas europeas, para fragmentar a las potencias como España. 

Y al inquilino del Kremlin no hay quien lo pare. Parece que sus servicios globales de inteligencia se han vuelto imbatibles, quizás todavía no al nivel de los estadounidenses, especialmente de la CIA, aunque en unos años podría alcanzarlos si es que nadie lo detiene.

Pero la otra pregunta es, ¿le convendrá al mundo que lo detengan?, ¿o será mejor que se renueve el equilibrio global entre dos o hasta tres actores en lugar del homogéneo Estados Unidos que ha mandado en las últimas décadas?