Aguascalientes, México, Viernes 14 de Diciembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

De polÝtica y cosas peores

14/12/2018 |
Don Chinguetas le hizo una proposición salaz a su linda vecina. Respondió ella con sequedad: "Lo siento mucho. No salgo con hombres casados". "No hay problema -opuso don Chinguetas-. Para lo que yo quiero no necesitaremos salir". Lorilita, niña de siete años, le pidió a su mamá sus píldoras anticonceptivas. "¡Qué barbaridad! -exclamó asustada la señora-. ¿Por qué me pides eso?". Explicó la pequeña: "Es que ya no quiero que Santa Claus me traiga más muñecas". Don Languidio,señor de edad madura, regresó a su casa a media mañana porque había olvidado unos papeles de la oficina, y encontró a su señora en situación más que comprometida con un tipo. Y eso no fue todo: el mitrado señor se asombró al ver que el hombre era un astroso pordiosero. Le preguntó a su mujer: "¿Qué significa esto?". Respondió ella: "Te ruego que entiendas mi razón, Languidio. Este pobre señor llamó a la puerta y me pidió algo que ya no usara mi marido". Al hacer política los mexicanos hemos profesado siempre la filosofía del todo o nada. Desde las primeras etapas de nuestra vida pública los diversos partidos que se han disputado el poder no han sido nunca capaces de coexistir o de alternarse en el ejercicio del poder. Por el contrario, muchos de sus esfuerzos no han sido tanto encaminados a gobernar, sino a destruir al partido opositor de tal manera que jamás pueda volver a amenazar su predominio. La historia política de México ha sido siempre de vencedores y vencidos. Es tiempo ya de buscar otra fórmula, de acceder a otro sistema, el de la convivencia de partidos con verdadera representación de la derecha, la izquierda y el centro, que se distribuyan el poder, ya sea predominando uno u otro en las diversas regiones del país o turnándose, según lo determine la voluntad de los electores, en el ejercicio del gobierno, a la manera como sucede en Estados Unidos con republicanos o demócratas, y en la mayor parte de los países europeos -salvo los socialistas de partido único- donde las distintas facciones mantienen permanentemente el debate ideológico, político y de ejercicio del poder. El aplastante triunfo que Morena obtuvo en la elección de julio, aunque plenamente democrático, presenta de nuevo la amenaza de un partido que se perpetúe en el poder como hizo el PRI. No podemos volver a la época del partido único, del partido aplanadora. En el contexto actual el pluralismo debe ser el nuevo nombre de la democracia. La hija de doña Cacariola le informó: "El casero viene a cobrar la renta". "Lúgubre noticia -contestó la señora-. Dile que ya voy y ofrécele una silla". Regresó la muchacha: "Dice que tomando en cuenta los meses que le debes no es suficiente una silla. Que en todo caso le ofrezcas una cama". El astrólogo le preguntó a la joven que deseaba conocer el destino de su bebé: "¿Bajo qué signo concibió usted a su hijo, señora?". Respondió ella: "Bajo uno que decía: 'No pise el césped'". El elegante caballero descendió de su automóvil frente a la puerta del exclusivo hotel. Dirigiéndose a un hombre que estaba ahí le dijo: "Hazme favor de bajar mis maletas". "¡Oiga usted! -se atufó el otro-. ¡Soy diputado!". "No importa -respondió el otro-. Confiaré en ti". La famosa bailarina de burlesque necesitaba una vacuna para poder salir de su país. Le pidió al doctor Ken Hosanna: "Póngame la vacuna donde la marca no se vaya a ver cuando esté actuando". Replicó el facultativo: "Ya la he visto actuar, y voy a darle la vacuna oral". Don Poseidón amonestó a su hijo: "Jamás le hice el amor a tu madre antes de casarnos. ¿Podrás decirle tú eso a tus hijos?". "Sí, papá -respondió el muchacho-. Pero me temo que a mí sí me va a ganar la risa". FIN.

 

MIRADOR

Por Armando FUENTES AGUIRRE.

Jean Cusset, ateo con excepción de cuando vio a un pollito salir del cascarón, dio un nuevo sorbo a su martini -con dos aceitunas, como siempre- y continuó:

-Veo la nieve que cubre el campo, tan suave entre los dedos. Toco la dureza del hielo en que se convirtió el lago. Miro después las linfas del arroyo, libres con el primer impulso de la primavera, y el humo del café. Todo es agua. El vapor y la nieve, el hielo y la corriente del arroyo parecen muy distintos, y sin embargo son lo mismo. También el hombre comparte el mundo con criaturas que en nada se parecen a él: los insectos, los árboles, las aves, los peces y los animales de la tierra. Nos creemos muy distintos de todos esos seres, pero ellos y nosotros somos lo mismo: vida, y estamos hechos de lo mismo. Si pensamos en eso entenderemos mejor el mundo en que vivimos. Si lo aceptamos nos entenderemos mejor a nosotros mismos.

Así dijo Jean Cusset, y dio el último sorbo a su martini, don dos aceitunas, como siempre.

¡Hasta mañana!

 

MANGANITAS

Por AFA.

"…Tres osos fueron necesarios para que la panda del zoológico de Londres concibiera un osito…"

Esa cosa muy mal anda

y yo no la justifico.

¿Tres osos? Ahora me explico

que a la osa le digan "panda".