Aguascalientes, México, Miercoles 23 de Agosto de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

EN 3 MINUTOS

23/08/2017 |
Vamos a suponer, aunque parece el socorrido recurso del pretexto ante la incapacidad propia de señalar “extraños enemigos”, que llevan razón los dirigentes panistas que, como Paulo Martínez o José Juan Sánchez, señalan que una mano extraña mece la cuna y que la crisis de inseguridad es el resultado de maniobras siniestras, cuyo fin es golpear al Gobierno estatal, emanado de sus filas.

Antes de llegar a tal suposición, habría que recordarles que el recurso que están usando, aunque sin ponerse de acuerdo en el origen del tenebroso complot, no es distinto al que está usando Nicolás Maduro en Venezuela, pues se sabe que las teorías de la conspiración suelen encontrar mentes tan imaginativas como ingenuas, que gustan de estas tesis.

Pero ya entrando en el terreno, al parecer movedizo, donde ellos ven fuerzas extrañas, habría que demandarles varias cosas, una de ellas de que señalen a los posibles y siniestros conspiradores; otra que aporten alguna prueba mínima; y al final que expliquen, de cualquier manera, la razón porque el esquema de seguridad que están defendiendo de tan manera tan peculiar, por decir lo menos, no ha servido para asegurarnos la tranquilidad, que al fin de cuentas no es sino obligación.
Editoriales pasadas