Aguascalientes, México, Lunes 23 de Septiembre de 2019
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Dinerales

21/09/2019 |
Ayer la marca de la manzanita comenzó a vender en nuestro país los nuevos modelos de su famoso teléfono celular ‘inteligente’, destinado a un mercado de presuntos subnormales, pues hay que estar medio mal de la cabeza o, si es el caso, nadando en la abundancia, cuando se está dispuesto a pagar hasta 36 mil pesos por el más caro de los nuevos aparatos, que presenta algunas novedades que no sabemos exactamente en qué mejoran la existencia de sus poseedores, una de ellas la de tener 4 cámaras, cuando no sabemos desde qué momento se volvió de primera necesidad para la existencia humana poder tomarle fotografías a todo lo que se mueve.

Es evidente que quienes concibieron este ciclo perpetuo, donde el aparato que ayer era lo más moderno es ahora un vejestorio, lo que nos obliga, casi, a comprar lo más reciente, son unos genios y que el mundo se los ha pagado con creces, con cuentas en los bancos de cientos y miles de millones de dólares, pues además de sus conocimientos en tecnología, tienen conocimientos de las miserias del alma humana que nunca imaginó ni el mismísimo Freud, y saben que no hay quien se resista a gastarse lo que no tiene con tal de tener en el bolsillo un aparato de los que fabrican, cada vez que ellos decidan que es hora de ganar otra millonada.

Conocedores de esas ansias locas que nos corroen para tener estos aparatos, aunque los usemos para lo mismo que usaríamos los anteriores o los antepasados, los señores de las empresas tecnológicas nos administran nuestras pulsiones consumistas más bajas, nos ofrecen sus novedades, le suman ceros a sus cuentas millonarias y ya están pensando en el momento en que estos teléfonos que hoy son el sinónimo de lo último, serán obsoletos y tengamos que sacar dinero de donde no hay, para adquirir la versión 11, 12 o 25.

 
Editoriales pasadas