Aguascalientes, México, Lunes 21 de Agosto de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Aniversario

18/08/2017 |
Aunque su presencia en los medios es permanente, dada la naturaleza de sus actividades y la necesidad permanente de vinculación social, nada hay más lejos en los mensajes del CRIT que ningún rasgo de envanecimiento o presunción por sus logros, que no son pocos.

En cambio sus comunicaciones suelen, a la vez, reconocer las contribuciones de sus benefactores, de las personas que reciben su apoyo y sus familias y de la sociedad en general, pues también es loable el permanente esfuerzo por integrarse como un agente de cambio y desarrollo de Aguascalientes.

Es por eso que en el CRIT desarrollan ahora mismo una campaña intensiva de presencia ante nuestros ojos, pues no es poca cosa contar ya que son tres lustros los que han estado con nosotros, realizando su altruista y valiosa labor en beneficio ya de casi 7 mil familias de la Entidad y de la región, mismas que pueden dar constancia que la “causa”, no tiene más intenciones que contribuir a la colectividad por medio del servicio.

Cumple pues el CRIT 15 años de estar entre nosotros y de esforzarse no sólo en los fines de su misión, sino también en ese otro impulso de integrarse y hacer sentir a los hidrocálidos de que el trabajo conjunto dará más resultados en esa tarea permanente que va desde la rehabilitación de los menores con alguna discapacidad, el apoyo a sus familias y a la inclusión de quienes allí son tratados, para que luego sean sujetos totalmente integrados en las tareas sociales.

En ocasión de su decimoquinto aniversario, los responsables del CRIT han decidido adelantar la fecha de su jornada anual de recaudación de donativos, que siempre han sabido enmarcar en una celebración festiva, que ahora se realizará en poco menos de dos meses, el 7 de octubre, y bajo el lema “Por un México en pie”.

Y es que, el necesario y afortunado lema, apela a la necesidad de entender que hay momentos bajos, como este, en que todos debemos entender que somos el resto de la sociedad, y no necesariamente los que registran alguna discapacidad, los que tenemos que reunirnos y ofrecernos las manos para mantenernos en vertical y reiniciar la ineludible marcha hacia adelante.

El resto pasa por el obligado reconocimiento al CRIT y el ofrecimiento de seguir apoyando sus esfuerzos.
Editoriales pasadas