Aguascalientes, México, Domingo 21 de Enero de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Vacaciones

18/12/2017 |
Por un empeño dictado por una lógica a la que no se le encuentra otra justificación que cumplir un calendario escolar urdido desde un escritorio de un burócrata, los pequeños escolares tendrán que madrugar de nueva cuenta esta mañana y así hasta el jueves, para asistir a los planteles de primaria y de preescolar, sin que nadie sepa bien a bien qué es lo que van a hacer a sus escuelas, ya que no comenzarán sus vacaciones navideñas sino hasta el viernes de esta semana, ya en la víspera de las festividades de domingo y lunes.

Parece que la idea es que más es mejor, aunque ese más implique horas muertas, como reportan madres que dicen que los chamacos tienen varios días acudiendo a las aulas a perder el tiempo, a festejos navideños de todo tipo y en al menos un plantel a ver películas.

Hay por allí algunos convencidos de que las aulas tienen algo así como una energía mágica, que sirve para que la mera presencia de maestros y alumnos signifique de una manera que nadie sabe explicar que su estancia allí es productiva y que cumplir un calendario exigente en el papel es un factor para subsanar las muchas y evidentes calificaciones de las niñas y los niños.

Nadie en su sano juicio puede alegar que la educación ahora es mejor que la que recibieron los que fueron menores hace dos o tres décadas, aunque aquellos tuvieron la ventaja de que los períodos vacacionales les permitían conocer otro horizonte que el que deja ver la ventana del respectivo salón de clases, lo que se puede traducir en que aquellos niños tuvieron una infancia menos cargada de obligaciones que, al menos de la lógica de pie de calle, parecen inútiles.

No sólo se trata de las penurias que padecen los que tienen que madrugar y dejar el calor de la cama cuando la oscuridad todavía reina, sino de que ese criterio de que más días de clases mejorarán la educación ignoran no sólo el sentido común, sino el necesario contraste con otros calendarios escolares que han demostrado ser más eficaces.
Editoriales pasadas