Aguascalientes, México, Miercoles 25 de Abril de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Estirar la cuerda

27/12/2017 |
Los más desidiosos y los más osados, o sea aquellos que decidieron acudir a zonas y centros comerciales entre el viernes y el sábado pasado, narran escenas casi apocalípticas de lo que se vio en esos lugares en las horas previas a la Nochebuena, incluso de comercios donde era imposible materialmente poner un pie, pues estaban a reventar y más que eso.

No falta nunca, ante tales escenas, el comentario aquel sobre la supuesta –o muy real- falta de dinero, pues se sabe que muchas de las compras navideñas se hacen a crédito o exprimiendo los ingresos de cada cual, por magros que sean, aunque esa ya será una preocupación de la que se ocuparán luego los que quedaron endeudados.

Los comerciantes en general reportan una buena temporada, pues desde la realización del Buen Fin, sus comercios tuvieron una buena afluencia y no sólo de mirones, sino de gente dispuesta a comprar, de contado o fiado, lo que al final de cuentas dio un respiro a un sector que, como tantos, enfrentó un año de dificultades multiplicadas en lo económico.

En contraste con aquellas escenas de hace unos días, lo que se viene es la radical disminución de clientes, pues aunque los centros comerciales se vuelven refugio de los que no tienen nada que hacer y van allí a mirar escaparates, tomar refrigerios o meterse a un cine, la verdad es que el horizonte inmediato es el de esa cuesta de enero que suele prolongarse siempre todo el primer trimestre de cada año, que por lo demás se perfila como de más dificultades.

Queda para algunos la esperanza de estirar el cordón y exprimir la temporada, ya sea por los festejos de Año Nuevo que suelen traer un extra de ingresos al sector del ocio y la restauración, o por la festividad de Reyes, que pasó de ser una efeméride a una festividad menor, pero con movimiento de dinero, dada la migración de capitalinos que suelen tener en la fiesta del 5 de enero su celebración mayor de esta temporada y algo dejará a los que como los jugueteros tienen todavía clientela dispuesta a dejarse algunos pesos.

Luego de eso, ya se sabe, vendrá el famoso crujir de dientes, pues para el caso de Aguascalientes la fecha del 14 de febrero sirve sólo para vender algunas flores más y un montón de chucherías de coste bajo y la reactivación de la actividad no vendrá sino hasta abril.
Editoriales pasadas