Aguascalientes, México, Domingo 23 de Septiembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Traidores

03/09/2018 |
No son buenas horas para la imagen de nuestro país en Canadá, donde la Prensa tilda al Gobierno federal de ser el perpetrador de un acto de alta traición, en el contexto de ese nudo gordiano que se formó en la todavía inconclusa renegociación del TLC y tras el anuncio, la semana pasada, de que México y Washington habían ya alcanzado un acuerdo comercial.
Traidores llaman a nuestras autoridades mexicanas los Medios canadienses, en tanto se reprogramaron las reuniones bilaterales entre los representantes de Ottawa y los de Trump para el próximo miércoles, lo que entre otras cosas sirvió para que los más memoriosos recordaran que fueron los canadienses quienes rompieron el consenso para que las reuniones y los acercamientos se dieran en un marco trilateral.
La Prensa estadunidense, de la que se hacen eco algunos Medios canadienses, hacen eco de lo que recordó apenas el viernes Vicente Fox, quien a las críticas a nuestro país antepuso las palabras del amable Justin Trudeau, que en tiempos mejores para su administración, cuando el enemigo parecía nuestro país dijo que él no sacrificaría la relación y los intereses canadienses por defender los de su socio mexicano, lo que en pocas palabras vino a querer decir que el pleito con Trump era llanamente nuestro problema.
El pasado sábado se conoció que las charlas para incorporar a Canadá en el acuerdo ya alcanzado con México y poder anunciar la nueva versión del TLC se reanudarán el miércoles en Washington, aunque se conoce también que Trump está dispuesto a que cualquier acuerdo sea inalcanzable, lo que quedó confirmado en su mensaje de Twitter en el que, haciendo gala de su paranoia, expresó que los canadienses ‘llevan mucho tiempo aprovechándose de nosotros’.
Al margen de lo que finalmente acuerden o no los negociadores de nuestros socios norteamericanos y de conocer qué tanto quedó dañada nuestra relación con el Gobierno de Trudeau, lo que queda de nuevo en evidencia es la capacidad de Trump, que ahora amenaza con dinamitar todo el sistema comercial planetario y amaga con dejar la OMC, de envenenar las relaciones internacionales, no sólo en lo que se refiere a su país que ahora riñe con todos sus antiguos socios y aliados, sino ahora siendo factor de pleitos entre terceros y de disputas domésticas en países como en México, donde pronto se abrirá el debate sobre la calidad del acuerdo que alcanzamos hace una semana con su administración.
Editoriales pasadas