12° C
Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Hidro (3) (1)
Foto: Agencias

¿Parrillas de gas o eléctricas? Esto es todo lo que debes saber para acertar con tu elección

Como hemos podido comprobar, cada tipo de parrilla cuenta con unas características en particular que conviene valorar.

Los meses más cálidos del año son la oportunidad perfecta para disfrutar de una buena barbacoa. Con familia o con amigos, el verano es una de las épocas en las que este tipo de actividades cobran un especial protagonismo. El aumento de las horas del sol y la mejora de la climatología son dos de los factores que inciden especialmente en esta cuestión.

Entre las diferentes parrillas que podemos encontrar en el mercado, son dos las que aglutinan un mayor número de ventas temporada tras temporada: las parrillas de gas y las parrillas eléctricas. ¿Tienes dudas sobre cuál es la mejor opción para ti? A continuación, esto es todo lo que debes saber. 

¿Qué tipo de barbacoa es más rápida?

La rapidez es uno de los aspectos que cobra una especial atención a la hora de escoger entre los diferentes tipos de parrillas que existen en el mercado. Es conveniente saber que las parrillas de gas permiten alcanzar la temperatura deseada en el menor tiempo posible. Las barbacoas de gas están operativas desde el mismo momento en el que se encienden. Por lo tanto, no es necesario tener que planificar ningún tiempo de antelación antes de comenzar a preparar nuestra barbacoa.

No ocurre lo mismo en el caso de las parrillas eléctricas. Como consecuencia de que su funcionamiento dista completamente del caso anterior, este tipo de herramientas funcionan a partir de una resistencia que se calienta y que permite llevar a cabo la cocción de todos los alimentos. Necesitando de una mayor cantidad de tiempo. 

En el caso de que deseemos llevar a cabo la barbacoa en espacios exteriores de gran tamaño, tenemos que tener siempre cerca un adaptador a la corriente. O, en su defecto, un adaptador que nos permita mantener en funcionamiento nuestra parrilla. 

El tipo de parrilla, clave en el sabor de los alimentos

Gracias a los avances que ha recorrido la tecnología en los últimos años, actualmente mediante ambos sistemas podemos disfrutar del mejor sabor de todos los alimentos que formen parte de nuestra barbacoa. En el caso de las barbacoas de gas, es importante tener en cuenta que la carne asada suele quedar más jugosa. Siendo un elemento especialmente determinante para los amantes de la carne. 

En el caso de las parrillas eléctricas, como consecuencia de la naturaleza con la que cuentan, los alimentos tardan una mayor cantidad de tiempo en alcanzar el punto deseado. Quedando, en último término, algo más secos en el punto de cocción. No obstante, actualmente existen una gran cantidad de productos que permiten alcanzar el punto perfecto con ambos tipos de parrillas. Los botes de salsa ahumada, disponibles en la mayoría de los supermercados, pueden convertirte en el recurso clave para conseguir que nuestra carne desprenda su mejor sabor.

Es importante tener en cuenta que en lo relacionado con el sabor no existe una fórmula mejor que otra. Dependiendo de los gustos de cada individuo, es posible adaptarnos a los diferentes tipos de parrilla que podemos encontrar actualmente en el mercado. 

¿Existen diferencias a nivel de mantenimiento?

El mantenimiento es uno de los factores determinantes en el momento de escoger entre ambas opciones. Por un lado, las barbacoas de gas se caracterizan por necesitar una mayor cantidad de cuidados que en el caso de las parrillas eléctricas. Cada temporada conviene verificar el estado de las tuberías, así como el suministro de gas, con el objetivo de que no se detenga en mitad de una barbacoa. 

La situación cambia radicalmente si nos decantamos por la opción de las parrillas eléctricas. En este caso, el único mantenimiento que necesitan es la limpieza que conviene proporcionarle después de cada uso. Tras la cocción, es normal que existan determinados restos. 

Eliminarlos cuanto antes es fundamental en el momento de garantizar el correcto funcionamiento de la misma en cualquier momento. No obstante, en este caso no tenemos que estar pendiente de cargar con bombonas de butano y de controlar el nivel de las mismas. La única precaución que conviene tener es instalarla en una situación próxima a un enchufe.

Actualmente, la mayoría de las parrillas que existen en el mercado cuentan con partes desmontables, que garantizan al máximo la higiene de las mismas. Facilitando la tarea de limpieza al máximo.

Una solución eficaz para cubrir todas tus necesidades

Como hemos podido comprobar, cada tipo de parrilla cuenta con unas características en particular que conviene valorar. Dependiendo de tu presupuesto, el espacio disponible y el lugar en el que se vaya a realizar la instalación, podrás escoger entre las diferentes opciones que existen en el mercado. 

Gracias a los diversos comparadores que existen actualmente en el mercado, podemos acceder a una gran cantidad de información antes de llevar a cabo nuestra decisión. Acertar con nuestra elección resultará más sencillo de lo que lo ha sido nunca. 

Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *