Aguascalientes, México, Martes 22 de Julio de 2014
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Se ahogó una bebita

11/05/2012 08:39:51


Aguascalientes, Ags.- Otra lamentable tragedia le costó la vida a una pequeñita de solamente un año y medio de edad: se ahogó en una cubeta con agua la tarde de ayer en el fraccionamiento residencial Santa Mónica, al sur de la ciudad.

Su madre la perdió de vista por unos momentos y la infante cayó en el recipiente con agua, con el que su progenitora había estado realizando el aseo del inmueble.

En un último intento por salvarle la vida, la menor fue trasladada a un hospital privado a bordo de la patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, pero desgraciadamente ya nada se pudo hacer por ella.

La desgracia se escribió en la finca marcada con el número 210 interior 101 de la avenida Providencia, en el mencionado fraccionamiento.

La joven Jessica Montoya, de 22 años de edad, se encontraba realizando las labores propias del hogar, mientras que su hija deambulaba por la casa.

El ama de casa estuvo trapeando y para lo cual utilizó una cubeta con agua, la cual dejó en la sala durante unos momentos mientras se dirigía a una de las habitaciones.

Lamentablemente, no se dio cuenta que su pequeña hija se aproximó al recipiente y se asomó al interior, cayendo de cabeza en el agua, por lo que se ahogó.

Al cabo de unos instantes, Jessica salió del cuarto y descubrió a su hija dentro de la cubeta, por lo que de inmediato la sacó y se percató que se hallaba inconsciente.

Sin perder más tiempo, se comunicó a los servicios de emergencia para pedir ayuda.

La llamada de auxilio se recibió alrededor de las tres y media de la tarde e instantes después, al domicilio llegó un oficial de la Policía Preventiva en la radiopatrulla 2172.

La joven le indicó al uniformado que lo que requería era una ambulancia debido a que su hija había caído en una cubeta con agua y no reaccionaba.

El policía municipal enteró a su base de la urgente intervención de los paramédicos, pero se le notificó que éstos todavía tardarían en arribar algunos instantes más.

Al escuchar esto, la mujer, comprensiblemente desesperada, le insistió al oficial que él la llevara al hospital más cercano para que atendieran a su hija, a lo que no se negó.

Jessica, con su hija en brazos, abordó la patrulla y el uniformado la condujo hasta la clínica San Juan, ubicada en la avenida Paseo de la Asunción y la calle Doroteo Arango, al sur de la ciudad.

Al ingresar y explicar lo sucedido, los doctores de guardia auscultaron a la pequeñita y confirmaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que la declararon muerta.

Una vez que enteraron a su madre de su deceso, dieron aviso a la Policía Ministerial para que tomara cartas en el asunto.

El Ministerio Público, agentes del grupo Homicidios y elementos de Servicios Periciales, se presentaron en el nosocomio para iniciar las primeras investigaciones y luego de que Jessica les narró la forma en la que ocurrieron los hechos, se trasladaron a su domicilio, donde tuvieron a la vista la cubeta con agua en la que se sumergió la pequeñita.

Finalmente, pese a su corta edad, el cuerpecito de la infante fue trasladado al Servicio Médico Forense para serle practicada la autopsia de ley.

 


staff
hidrocalidodigital