Aguascalientes, México, Sabado 18 de Noviembre de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Condiciones de trabajo de policías afectan lucha contra inseguridad en México

Las condiciones de trabajo que actualmente tienen los policías mexicanos hacen que el combate contra la inseguridad en el país no sea eficaz, coincidieron hoy los participantes del foro "Sumemos Causas", quienes pidieron que se dé más "atención" a las fuerzas de seguridad. EFE/ARCHIVO (EFE)
13/11/2017 18:20:02 México, 13 nov (EFE).- Las condiciones de trabajo que actualmente tienen los policías mexicanos hacen que el combate contra la inseguridad en el país no sea eficaz, coincidieron hoy los participantes del foro "Sumemos Causas", quienes pidieron que se dé más "atención" a las fuerzas de seguridad.
A los policías "no les hemos dado la prioridad que se merecen", afirmó María Elena Morera, presidenta de la organización Causa en Común e impulsora de este evento sobre seguridad.
La activista presentó los resultados del Índice de Desarrollo Policial (Indepol), que revelan que ninguna corporación del país "cumple con los mínimos que establece la ley", lo que hace difícil que estas enfrenten la "oleada de crímenes" que azotan el país.
Morera indicó que el Programa Nacional de Seguridad Pública para el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) tenía como meta alcanzar para 2018 la tasa de 12,8 homicidios por cada 100.000 habitantes.
No obstante, según los datos que se tienen hasta ahora, "es muy probable" que se quede "por encima de los 24 homicidios por cada 100.000 habitantes".
"Esta masacre nosotros la consideramos de proporciones bélicas", aseveró.
De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad, los homicidios en México aumentaron durante los nueve primeros meses del año un 23 % respecto a 2016, para quedar en un total de 18.505, y también han aumentado otros delitos de alto impacto.
"La violencia que vivimos ya no es temporal ni regional, es endémica y de alcance nacional", aseveró la líder de Causa en Común.
En contraste, Peña Nieto rechazó que la violencia esté generalizada por "toda la geografía" del país, aunque reconoció, por otra parte, que se está "muy lejos de tener corporaciones robustas y sólidas" en materia de seguridad.
Recordó que en varios municipios del país hay policías que "no ganan más de 5.000 pesos (unos 263 dólares) al mes": "¿De verdad esperamos que den su vida y todo por enfrentar el crimen organizado" Creo que no, la respuesta, simple y llana, sería no", consideró.
Si desde la ciudadanía no se "motiva" el buen desarrollo de las corporaciones policiacas y las vinculadas a la justicia, "difícilmente llegaremos al objetivo de tener un México de paz y tranquilidad", agregó.
Se espera que las instituciones del Estado resuelvan el problema de la inseguridad, pero "lamentablemente, a veces se escuchan más las voces que vienen de la propia sociedad civil y condenan, critican, y hacen 'bullying'" al trabajo de estas, y no se reconocen sus méritos.
Con esto, advirtió Peña Nieto, "pareciera que estuviéramos llevando o empujando a nuestras corporaciones policiacas y Fuerzas Armadas a que la inacción sea la mejor forma de actuar".
El mandatario aseguró que hay ciertas condiciones que han mejorado, como los salarios y las prestaciones, sobre todo para la vivienda, pero que aún así "todavía estamos lejos de encontrar la condición óptima para el buen desarrollo policial".
La embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, apuntó que su país respalda a México para la capacitación de los cuerpos de seguridad. El objetivo es que "podamos encontrar un estándar de calidad igual", sin importar el lugar donde trabajen.
"Continuaremos apoyando a organizaciones y al Gobierno de México para enfrentar las amenazas compartidas y brindar soluciones sostenibles para nuestra seguridad regional", aseveró.
Durante el foro también se habló de la Ley de Seguridad Interior, que se debate en el Congreso y que ha levantado recelos entre expertos y familiares de víctimas porque consideran que perpetúa la presencia de los militares en las calles.
Al respecto, Peña Nieto señaló que establecerá "un marco de actuación más cierto" para las Fuerzas Armadas, y matizó que el objetivo de su Gobierno no es "militarizar el país".
Mientras que el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González, dijo que "la reforma policial debe asumirse como una prioridad para el Estado mexicano".
"Postergar su discusión y definición tiene como precio el que no se garanticen niveles mínimos de seguridad para las personas y su patrimonio" y que no se abata la violencia, argumentó el ómbudsman.
EFE