Aguascalientes, México, Domingo 23 de Septiembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Denuncian pérdidas de 53 millones de dólares al mes por robo de gas en México

El robo de combustible en México es un delito que ha ido al alza en los últimos años (Agencias )
10/09/2018 17:00:49

México.- Empresas distribuidoras de gas licuado de petróleo (LP) denunciaron hoy un aumento del robo de este combustible en México, con pérdidas mensuales que suben hasta los 1.102 millones de pesos (unos 53 millones de dólares).

"A nivel nacional, la cifra (de robo) asciende a 58.000 toneladas, lo que representa 1.102 millones de pesos en pérdidas para Petróleos Mexicanos (Pemex) y las empresas cada mes", alertó el sector de distribución de gas LP en un boletín.

En el comunicado, firmado por las principales distribuidoras del país -Amexgas, ADG, Adigas, Asocinor y Cámara Regional del Gas- advirtieron sobre el "alarmante" crecimiento en el robo de este energético en el país "y el riesgo que ello representa para la sana operación del mercado y la seguridad de los consumidores".

Este ilícito se agudizó hace dos años y se presenta a nivel nacional, afectando principalmente a la Ciudad de México y el Estado de México, así como a los estados de Morelos, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

"El robo ha crecido a tal grado que la afectación en algunos mercados pasó del 5 % en 2017 a cerca del 15 % en lo que va del presente año", agregó el comunicado.

Como muestra de la situación, en los últimos dos meses, tan solo en el Triángulo Rojo, región en la que colindan los estados de Puebla, Tlaxcala y Veracruz, el robo ha crecido 56,3 %, pasando de 40 millones de pesos (2 millones de dólares) al 30 de mayo pasado, a más de 62 millones de pesos (3,1 millones de dólares) en agosto del presente año, agregó.

Asimismo, la gran cantidad de combustible robado se comercia luego con el consumidor final, lo que, de acuerdo con las empresas, supone un gran riesgo para el consumidor.

Por otra parte, el robo de autotanques y semirremolques a la industria formal va en aumento. Desde 2017, se han contabilizado cerca de 200 vehículos robados.

"Ante este panorama, la industria se ha visto obligada a modificar sus esquemas de operación. Durante el primer semestre de este año se han tenido que suspender 17 rutas de distribución debido a la inseguridad y existe la posibilidad de que durante el segundo semestre de 2018 se suspenda un número similar", apuntó.

De continuar esta situación, se calcula una posible pérdida de hasta 14.000 empleos formales directos y casi 50.000 indirectos en todo el país.

Por ello, la industria hizo un llamado a los consumidores a que, por su propia seguridad, se abstengan de adquirir gas por parte de distribuidores no autorizados.

Además, pidió a las autoridades a redoblar los esfuerzos para combatir y erradicar el robo de este energético.

Al cierre de julio de este año, el número de tomas clandestinas para el robo de gas LP registró un aumento de 60 %, de acuerdo con información de Pemex entregada al diario Excélsior.

El robo de combustible en México es un delito que ha ido al alza en los últimos años, y que en 2017, según cifras oficiales, generaba pérdidas de entre 780 millones de dólares y 1.000 millones de dólares anuales.

A los ladrones de combustible se los conoce como huachicoleros, y buena parte de su área de acción se ubica en el llamado Triángulo Rojo. 

EFE