28° C
Viernes, 14 de Agosto de 2020

Lonchería Max
Foto: HidrocálidoDigital

Que la “Lonchería Max” no cierra, sólo se muda

Justino Ponce Muñoz, mejor conocido como Max, informó que la crisis económica le ha pegado fuertemente a este negocio que es tradición en Aguascalientes y que está a punto de cumplir 60 años.

Aguascalientes.- La tradicional Lonchería Max, la más conocida de Aguascalientes, se mudará de López Mateos a mediados de mes.


Al igual que otros comercios, la crisis económica que desató el Covid-19 le ha pegado en sus ventas, las cuales cayeron drásticamente, pero aún así se mantiene al pie del cañón.


A partir del 20 de julio despachará en Circunvalación Poniente número 1002, a un costado de lo que fue La Quemazón.


Justino Ponce Muñoz, mejor conocido como Max, informó que la crisis económica le ha pegado fuertemente a este negocio que es tradición en Aguascalientes y que está a punto de cumplir 60 años.


Sin embargo hoy, al igual que todos los negocios, a consecuencia de la contingencia sanitaria del Covid, enfrenta una situación extremadamente delicada, por lo que se seguirán haciendo los esfuerzos necesarios para seguir operando y seguir siendo parte de la tradición en Aguascalientes.


Las ventas han caído en cerca del 70%, pero esta lonchería es uno de los negocios que no se dará por vencido y a partir del 20 de julio estará a sus órdenes en su nuevo domicilio.


Luego de décadas de operar en la esquina de 16 de Septiembre y López Mateos, ahora las tortas Max se mudarán al punto antes mencionado.


Justino recordó que la Lonchería Max, cuyo nombre es por su hermano Maximino, ya que se trata de un negocio familiar, operó por primera vez en una Feria Nacional de San Marcos, luego se instaló el esquina de Palacio Municipal, posteriormente se mudó a Madero y luego a López Mateos, donde permanecerá hasta el 19 de julio.


Al igual que infinidad de comercios que se encuentran en las mismas condiciones, las ventas son insuficientes para cubrir todos los gastos de operación, actualmente las rentas son una de las principales cargas económicas que enfrentan los establecimientos.


Sin embargo hay propietarios que han mostrado comprensión y han aplicado al menos el 10% de descuento en las rentas porque están conscientes que las ventas están por los suelos y la situación de crisis es generalizada para todos, de manera que si los negocios se quedan solos, difícilmente podrán ser arrendados en poco tiempo.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *