Aguascalientes, México, Jueves 22 de Noviembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

El riesgo de quedarse sin fututo

Miles de jóvenes viven sin rumbo académico ni laboral. (Hidrocálido )
10/06/2017
"Hace meses no trabajo, renuncié por inconformidades, me cambiaron mis horarios y sentí quería más tiempo libre, dejé de ganar dinero pero no me quiero restringir,  muchas horas se le dedican a un empleo, así que tengo hobbies", así es como se expresa Raúl a sus 21 años y sin tener fijas sus metas.

Según un reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, en 2016, México se encontró entre los países de América Latina con más alto porcentaje de jóvenes entre los 15 y 29 años que consideran "ninis".

El término nini, es decir, ni estudia, ni trabaja equivale al acrónimo en inglés NEET, para la expresión not in employment, education or training, para quien no recibe formación académica. 

En un informe del Banco Mundial en México en mismo año se tenían 7.5 millones de ninis en todo México y en América Latina se registraron 20 millones. OCDE señala que el aumento de este grupo de población es consecuencia de las crisis económicas. Además se les divide en dos tipos: los ninis activos e inactivos o pasivos, los primeros son quienes están en búsqueda de un trabajo y el segundo no lo intentan.

De descanso en el respaldo de una banca de la plaza patria, Raúl N. (ficticio) porta una libreta y pluma, mientras escucha su música en el celular, accedió a unas preguntas, al ser uno más de los que quienes forman parte de las estadísticas.

El joven comentó que con meses de depender económicamente del recurso que le dieron al finalizar su última relación de trabajo en una estación de gasolina, vive con su hermano, quien se hace cargo de la renta de un departamento en Pilar Blanco. 

“Ya no vivo con sus papás, tampoco tengo hijos, si busco conseguir una forma de ingreso, algún día me gustaría una carrera, pero sino trabajo no me tengo que sentir mal”, sin embargo, destacó que para alcanzar este objetivo ha entregado algunas solicitudes de empleo, pero sin respuesta.   

El INEGI presentó los resultados trimestrales de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, ENOE, para el trimestre enero-marzo de 2017. La población desocupada (entendida como aquella que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo) fue de 1.8 millones de personas.  

Laura N. (quien llamaremos así para reservar su identidad) afirmó que a sus 19 años terminó de estudiar la preparatoria y manifestó no tener aspiración sobre sus metas a corto plazo, vive el día, en casa de su mamá y hermanas, al oriente de la ciudad, pero el lado del dinero para ella está resuelto porque su padre le envía dinero de la unión americana. “Me gusta una vida tranquila y salir, disfrutar, quiero vivir mi vida de esta manera y si quiero saber algo es en Internet”, advirtió.

Mencionó: “Sí, reconozco que si no fuera por el trabajo de mi papá no podría enfrentar pagos, mi futuro es inmediato, me gusta dibujar cómics, saber de belleza, pero no tengo interés de estudiar  ahora”.

La joven dijo que ella tiene otras amigas que no realizan ninguna actividad y abandonaron su instrucción escolar, pero que algunas si tienen problemas económicos y llegan a consumir sustancias como el alcohol y drogas de manera más continua.  

En compañía de su mamá, la señora compartió su preocupación porque su hija eligió ser nini, porque tiene más riesgos de convertirse en madre sin planear: "Se exponen a tener malas compañías, en la escuela seria diferente, habló con ella pero no hay cambios en su actitud".

 
Gloria Díaz
Hidrocálido