Aguascalientes, México, Domingo 23 de Septiembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Aislados de una sociedad que no los entiende

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, para abril del 2017 la estadística indicó que uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista. (Hidrocálido )
01/07/2017
"Desde dos los años de edad comencé a notar a mi hijo diferente, él sabía algunas palabras, pero me di cuenta que no me hablaba. No respetaba reglas y conductualmente no había forma de que entendiera lo correcto o incorrecto. Luego cuando fue momento de jugar ponía cubos, hacia torres y a los coches les ponía en línea, esto durante horas hasta que dormía llorando, fueron detalles que me alertaron", explicó la madre de un niño con autismo.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, para abril del 2017 la estadística indicó que uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista (TEA), mismos que comienzan en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. 

Los TEA son un grupo de afecciones caracterizadas por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje.

Emma N. (ficticio por su identidad) comentó su experiencia de ser mamá de un niño con autismo. Así como este caminar por un diagnóstico poco oportuno y una intervención deficiente del sistema de educación.

La señora mencionó que tuvo que hacer caso a su intuición ya que con dos hijos mayores, sabía que su tercer hijo (a quien llamaremos Isacc para proteger sus datos) era diferente. 

"Tenía ISSSTE y tuvieron que pasar dos años hasta que recibió un diagnóstico como autismo. Fue un peregrinar con el psicólogo, pediatra, neuropediatra, estuvo mi hijo dos años y medio en terapia de lenguaje en DIF Estatal. Lo dieron de alta no porque estuviera bien, sino que no pudieron avanzar ni una palabra".

Al no observar avances gastó 300 mil pesos para ofrecerle una terapia externa y por tal motivo tuvo que hipotecar la casa. 

La entrevistada afirmó que hasta el pasar de después de dos años y medio en una escuela fue que los maestros le indicaron que su hijo podría tener autismo. Pero antes de que esto, el niño las instituciones no entendían su situación. 

En una ocasión, los maestros encerraron con llave a Isacc en el salón, por lo que dijo se evidenció un rechazo de la misma sociedad hacía las personas con tal caracteristica. Y por parte de autoridades de educación le recomendaron que lo llevara a un Centro de Atención Múltiple. 

“Nuestro sistema escolar no esta preparado para dar tiempo y para incluirles. Realmente logré que el niño se quedara en la escuela. Afortunadamente porque se sensibilizaron”.

Emma indicó que actualmente Isacc es un niño en tercero de primaria en una escuela regular y mantiene conversaciones al igual que otros pequeños, aunque si, sí existen niños con autismo que se expresan poco es algo con lo que se puede trabajar. "cuando se enfocan no se rinden y les gusta hacer bien las cosas", indicó.

Un mito del autismo, es que las personas con esta característica no son empáticos, por lo que explicó que descarta este hecho pues desafortunadamente el año pasado Isacc perdió a su papá y sus respuestas han sido para consolarle, es decir afectivas. 

"En Aguascalientes no existen terapias adecuadas o bolsillo que aguante, lo importantes son especialistas de autismo, este es un trastorno generalizado del desarrollo, es decir, quien lo atienda debe tener capacitación".

Sobre el futuro de su pequeño: ”Este es un trabajo constante, si él no se pone limites, tampoco yo se los pondré”, explicó.

Actualmente Isacc sigue en tercero de primaria y su interés es la elaboración de  figuras de plastilina y muestra interés por ser un escultor, por lo que seguirá con el apoyo de su familia y se encuentra en terapia de emociones y psicomotricidad.
Gloria Díaz
Hidrocálido Digital