Aguascalientes, México, Viernes 21 de Septiembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Poeta José Luis Jiménez

()
26/12/2015
Con cinco libros en su haber y dos CDs, el poeta hidrocálido José Luis Jiménez regresó a Aguascalientes a pasar unos días, ya que desde hace varias décadas vive en la ciudad de México.
De visita en HIDROCÁLIDO, el poeta señaló: “Dios me permite regresar, la puerta de este Periódico yo la he cruzado muchas veces, vine con mi primer libro titulado 'Amor', y es hermoso después de todos estos años regresar, porque me fui a vivir a México, ahí realicé mi carrera universitaria, soy licenciado en Administración, hice después estudios de posgrado de Marketing y Publicidad, pero seguí mi carrera como poeta, nunca la he descuidado”.
Sobre su gusto por la poesía, dice: “Desde chamaco sentí que Dios me había dado el don de ser poeta, sentí una responsabilidad muy grande, porque un poeta no nada más debe estar en estado contemplativo, admirando la belleza, el amor, un poeta tiene que vivir lo que está viviendo en su momento, involucrarse con la sociedad, rebelarse contra las injusticias, denunciar todo lo que considere que es malo; esa es la clave”.
Recuerda, José Luis Jiménez, “cuando me fui a México era un joven, llevaba un costalote lleno de ilusiones y así fue pasando el tiempo, vino el segundo libro, ya en el tercero ya incursioné en la prosa, tuve un padre putativo como fue el periodista y escritor Renato Leduc; otra persona que también fue como mi padre fue Chucho Navarro, del Trío Los Panchos; los quise a los dos y ellos me quisieron a mí, eran personas muy sencillas”.
“Un día Chucho Navarro me dijo: 'poeta ya estás listo para volar con tus propias alas', y de ahí me arranqué y anduve por todos lados, llevé mi poema 'Hombre' a quien quise, estuve con Fidel Castro; con el que era el rey de España, Juan Carlos; con presidentes de diferentes países, como el de Perú, Alan García, que es muy amigo mío, cuando va al D.F. nos juntamos para las bohemias con Tania Libertad, que es su paisana, y a mí me pedía que dijera mis poemas. Desde mucho antes he combinado mis poemas con música”.
Resalta: “Siempre he hecho de mi vida lo que he querido, gracias a Dios, Él ha sido tan generoso conmigo que me ha concedido todos mis sueños, por eso cuando me preguntan que cuántos años tengo, les digo que yo no tengo edad, yo tengo vida. La edad es la vida que se devora el tiempo, yo pienso más bien, no en los años que viví sino en los años que están por llegar”.
“Mis poemas han llegado a países como: Uruguay y Argentina, no se imagina los comentarios que he recibido; y también insisten en decirme que yo soy la reencarnación de García Lorca, siento bonito por la comparación que me hacen, para Argentina escribí 'Tango arrabalero', con la música de la Comparsita, y tengo correos donde ellos me dicen que yo no soy mexicano, que soy argentino, y se siente bonito”.
José Luis Jiménez además de ser poeta y administrador, también es taxista, “tengo un taxi y decidí yo manejarlo, y un día se subió a él un reportero de Televisa y me entrevistó, la pregunta fue '¿cómo un reconocido poeta anda manejando un taxi?', y le contesté 'ando cuidado mi taxi para que no me lo acaben'. Y hasta el día de hoy sigo manejándolo, es la mejor decisión que he tomando en mi vida, me gusta trabajarlo de noche, la seguridad sí me preocupa pero ando en manos de Dios, el reportero me sugirió vender los libros en el taxi, y ahí los vendo más baratos que en las principales librerías, y aparte de que llevan el plus de la dedicatoria, todos me dicen lo mismo, 'no cambie, siga igual de sencillo y humilde'. Esa entrevista pueden verla por Youtube”.
El poeta destaca que llevó su poema “Hombre” a Fidel Castro por invitación del profesor Olivares Santana cuando era embajador en Cuba, “el Comandante me dijo: 'después de Martí usted es mi poeta favorito y lo felicito', y yo le dije 'yo también lo felicito Comandante por haber acabado con una tiranía, pero que lástima que en su jardín nunca haya florecido la libertad', se le contrajo la sonrisa, se me doblaron las piernas, afortunadamente salió todo bien, porque Castro admira a dos tipos de personas, a poetas y a los valientes, así que tuve suerte, y cuando salí le comenté al profesor Olivares Santana lo que le dije al Comandante Fidel, se lo dije poéticamente; es una realidad y anécdotas como esas tengo miles, Dios ha permitido que mi vida sea muy rica en experiencias”.
“El poema 'Hombre' se lo he entregado a medio mundo, tengo una página que pueden ver donde estoy con personalidades que he convivido como ha sido con Octavio Paz, Sabines, Alan García, José José, con los grandes bohemios que ha habido en México”.
Más adelante comenta, “en mis poemas he tocado todos los temas, siempre con responsabilidad, he logrado mucho, pero aspiro a muchísimas cosas más, todavía traigo mi costal lleno de ilusiones, una de ellas es que me den mi programa en la nueva televisora que va a haber de Vázquez Raña, para combinar mis poemas con canciones, que es lo que siempre he hecho, pero a nivel nacional e internacional, otra ilusión es que estoy por sacar mi sexto libro, el anterior se titula 'Reyezuelos de papel (Los hombres se sienten dioses)'”.
“Para escribir un poema, yo nunca me he preocupado si rima, la inspiración no llega como por arte de magia, ni por un soplido divino, hay que tener una motivación, se puede andar muy enamorado o muy herido, llorando por un amor y es cuando se escriben los poemas de amor o desamor, con ellas o contra ellas. Por eso me interesa más vivir, porque teniendo esa vivencia en cualquier momento le llega la inspiración. Ya aprendí a escribir cuando voy manejando, aprendí a escribir a oscuras, cuando llega la inspiración, llega y sí no la agarra se va y no vuelve. Recientemente escribí el 'Himno a Aguascalientes', esta tierra que llevo en el alma esté donde esté. Cuando muera me gustaría que mis cenizas estén en Aguascalientes y en Veracruz, un lugar que quiero mucho, aunque creo que no voy a morir porque mientras haya unos jóvenes enamorados seguiré viviendo cuando me lean en mis libros o me escuchen en mis CDs”.
Araceli Patricia Cervantes Medina
hidrocalidodigital