Aguascalientes, México, Domingo 23 de Septiembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

José Contreras Loera: escritor, poeta, compositor e historiador

Don José Contreras Loera dice que le gusta mucho escribir. (hidrocalidodigital)
19/03/2016
Con noventa y cinco años de existencia, don José Contreras Loera es un ejemplo de vida, porque da muestra de que a sus años nada es imposible, él se considera un escritor, poeta, compositor, historiador, gusta de componer poemas y canciones, sin dejar de lado la carpintería, a lo que se ha dedicado toda su vida.
Ha sido tan grande su ahínco de sobresalir en la composición, que en el año 2010 participó en un concurso con el poema “El abuelo” escrito por él y ganó el primer lugar a nivel estatal, lo que lo llevó a participar en el nacional, en donde obtuvo el quinto sitio, el cual dice: “Del jardín corté una rosa, yo la quise mucho, ella fue mi esposa. Saqué mi rosa al campo a pasear y le enseñé las tierras que me iba a comprar; que llegan las aguas y empieza a tronar y siguió mis huellas y empecé a arar, le dije a mi vieja: 'pues véngase a sembrar', pisqué mi maíz y lo puse a guardar, para el siguiente año volver a sembrar. Y le dije a mi esposa qué tiempos aquellos cuando Pancho Villa, trabajé mucho para comer tortilla. Crecieron mis hijos con amor y anhelo, tuvieron sus hijos y yo fui su abuelo, mis nietos me amaban, jugaban conmigo como si fuera un niño. Repartí mis tierras en partes iguales, se las di a mis hijos para que ellos vivieran como unos cabales, y ya me despido con amor y anhelo de esta bella historia de este feliz abuelo”.
Cabe destacar que don José nació en La Teresa, comunidad de San Tadeo, ubicado en el municipio de Calvillo, Aguascalientes.
En entrevista, él comenta que sus papás fueron José Contreras Ruiz y Josefina Loera Martínez, y tuvo ocho hermanos. Se casó con María del Carmen Trinidad, y no tuvo hijos.
Comparte cómo fue que le dio por escribir, recuerda: “En el año 1991, un muchacho que conocía, escribió un corrido y yo sé lo compuse porque estaba todo descuadrado, todos sabemos que las canciones deben llevar cuadratura y rima, y el de él no la tenía, así que yo se lo compuse, para que se escuchara mejor”.
Recalca: “Yo no estudié música, yo mismo me lo he metido en la cabeza cómo debe sonar bien, y así es como escribo mis canciones y poemas. Con esa facilidad de cómo se rima, hice una canción a una mujer que tiene un hijo que se mató, se llamaba Tony Vargas, que dice: 'Un día Tony se fue al norte con el fin de trabajar, para juntar su dinerito para venirse a casar, venía con gusto a casarse, la novia aquí lo esperó, pero para su mala suerte, la muerte lo sorprendió. Adela lloraba, lloraba sin desconsuelo, sólo le pide a Dios que ya lo tenga en el cielo, su papá lloraba mucho, su mamá con más razón, y dijo mi hijo para mí no ha muerto, lo llevo en mi corazón'.
Tengo muchas cosas porque escribo diario, tanto historias, poemas, canciones y hasta me dicen historiador porque me acuerdo de cosas pasadas que sucedieron en Calvillo, como lo de la época cristera que se dio en 1926 y duró cuatro años, yo tenía como seis años.
También me gusta hablar de Calvillo, que es un pueblo mágico, y lo es por su valle rodeado de hermosos cerros, por sus haciendas agrícolas y ganaderas, sus rancherías, sus hombres trabajadores, sus mujeres artistas en deshilado, su gran parroquia con su bonita arquitectura y su Señor del Salitre, su Parían tipo colonial tan bonito, sus calles pintorescas, su jardín hermoso, su palacio con su reloj cantante, y por muchas tantas cosas más”.
Don José tiene ya varios años viviendo en un asilo de ancianos en Calvillo, al respecto señala: “Además de escribir, todavía puedo trabajar como carpintero, puedo hacer un tocador, un escritorio, hasta una cocina integral, pero en el asilo, lo que hago es arreglar roperos y cajones cuando se descomponen, y haciendo todo esto, soy feliz”.
Araceli Patricia Cervantes Medina
hidrocalidodigital